Cómo los nuevos conceptos de liderazgo dejaron atrás la figura del jefe - El Portal de Salta

Cómo los nuevos conceptos de liderazgo dejaron atrás la figura del jefe

La figura del jefe es cada vez más escasa en algunos puestos de trabajo (Getty Images)Las habilidades que buscan hoy las empresas para ocupar roles de liderazgo cambiaron con respecto a las que más se valoraban hace diez años. Se trata de un nuevo perfil de liderazgo: hoy se ponderan el poder de adaptación a contextos cambiantes, la capacidad de interactuar y de colaborar con colegas de todas las generaciones. También es importante la habilidad para generar empatía con el equipo, de mostrar que “están en el mismo barco”.Para Martín Gerding, especialista en recursos humanos, la figura de jefe quedó en segundo plano. Tal es así que un relevamiento llevado a cabo por PageGroup demostró que de los alrededor de 1.000 profesionales que, en lo que va de 2018, pasaron por la consultora para su proceso de selección, un 16% lo hizo para ocupar cargos de jefatura, cuando en 2017 ese porcentaje había sido del 17% y en 2016 fue del 21%.En el caso de gerencias, representaron un 22% del total de búsquedas ejecutivas de este 2018, cuando en 2017 habían sido el 25% y en 2016 el 27%. Esto equivale a decir que, mientras que en el año 2016 los cargos de liderazgo de grupos (jefaturas y gerencias) fueron el 48% del total, en 2017 comprendieron el 42% de las posiciones requeridas, y este año representaron el 38%.Hoy se trata de un perfil de liderazgo distinto que pondera otras cuestiones (Getty Images)Por el otro lado, los analistas pasaron de representar un 26% del total en 2016, a un 29% en 2017 y el 35% del total de búsquedas de PageGroup en lo que va de este 2018. Esto demuestra, por un lado, que existe una rotación cada vez más alta en la parte baja de la pirámide, y también que las búsquedas de analistas son las que más vienen requiriendo las corporaciones.En empresas tecnológicas o relacionadas con soluciones tecnológicas, una forma en la que se están “aplanando” las estructuras -es decir, minimizando la cantidad de jefes en el sentido tradicional- es a través de una forma de trabajo por proyectos, en los que se entremezclan deliberadamente perfiles disímiles. En esos casos se procura que, independientemente del rango jerárquico, una persona lidere un solo proyecto.Hoy quedó atrás la figura del jefe distante sino que es un par ante su equipo (Getty)Así se busca el liderazgo en base al conocimiento más que por la portación de un cargo. “Gran parte de la rotación que se ve hoy en día está relacionada con que las empresas no logran dilucidar el propósito y/o alinear los objetivos individuales de sus colaboradores con los del negocio. Lo que cuesta es identificar cuál es ese objetivo. Y esa exploración deviene en alta rotación”, dijo Gerding a Infobae.La figura del jefe es una de las que se está quedando atrás (IStock Images)Los millennials, los más aclamados”Los millennials están demostrando tener una capacidad de liderazgo que hasta ahora no muchos les asignaban. Cambió el orden de prioridades para las virtudes que más se valoran en un jefe o potencial jefe como por ejemplo: hace un tiempo las características preferidas eran la honestidad y el renombre que tuviera esa persona dentro de la empresa, en cambio hoy en día importan más el trato que se espera recibir de ese jefe, y el vínculo que les gustaría forjar”, analizó Gerding.Sin embargo, todavía distan de ser mayoría en los cargos de jefatura o gerencia. Según el relevamiento, las empresas cubren el 75% de las posiciones de mandos medios y altos con profesionales de entre 35 y 45 años. Sin embargo, el 45% de los encuestados considera a esta generación la más deseable para ocupar roles de liderazgo de equipo.Los millennials son aquellos que son cada vez más aclamados por las empresas (Getty Images)Es así que a medida que los millennials van ocupando cargos de jefatura o gerenciales, muchas personas empiezan a notar que hay cuestiones de su forma de ser y pensar que comparten y que los hacen sentir más cómodos y eficaces en el trabajo. De hecho, consultados sobre su relación con sus jefes millennials, el 83% de los encuestados los valoró positivamente; el 40% los considera muy buenos y un 43%, buenos. Del restante 18%, un 15% los ve como “regular” y apenas un 3% como “malos”.”Un índice significativamente bajo teniendo en cuenta las históricas y conocidas complejidades de las relaciones entre jefes y empleados”, concluyó Gerding. SEGUÍ LEYENDOProductividad y nuevos modelos de trabajo: 5 realidades sobre el futuro de la automatización en el espacio laboralEmpleados felices, resultados positivos: la importancia del bienestar emocional en el trabajo

#lasnoticiasdesalta #notidesalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Cómo los nuevos conceptos de liderazgo dejaron atrás la figura del jefe

A %d blogueros les gusta esto: