Cuando un famoso te sigue en Twitter - El Portal de Salta

Cuando un famoso te sigue en Twitter

El 23 de junio de 2018 fue un día trascendental en la vida en línea de Laura Pittenger, una dramaturga neoyorquina con apenas 1200 seguidores en Twitter. Fue en ese momento que el actor John Cusack, que tiene más de 1,6 millones de seguidores, retuiteó uno de sus mensajes y la comenzó a seguir.Pittenger estaba feliz de que una celebridad fuera su seguidor. Entonces, comenzó la ansiedad.”Honestamente, tuve un momento de parálisis”, dijo Pittenger. “Pensé: ‘¿Por qué me seguiría?’, yo era básicamente un manojo de nervios porque me seguía”.Cusack, cuya trayectoria de tres décadas ha incluido papeles en películas como Digan lo que quieran, Alta fidelidad y Un loco viaje al pasado, comenzó a seguir a Pittenger después de que ella dijo, en un tuit, que ambos compartían un aprecio por el activista por la paz Daniel Berrigan. Cusack había usado una cita de Berrigan en la biografía de su cuenta de Twitter, Pittenger lo notó y citó la misma frase en su página de Facebook.No obstante, una relación que empezó dulcemente llegó a un abrupto final el 7 de febrero, cuando Cusack publicó un tuit en el que criticaba a la representante Alexandria Ocasio-Cortez, demócrata por Nueva York, y Pittenger le respondió en defensa de la congresista.Horas después, dijo Pittenger, Cusack la bloqueó, lo que la dejó confundida.”Me siguió sin ningún motivo y me bloqueó sin ningún motivo”, dijo. “No voy a emprender una campaña para lograr que me siga de nuevo”.Cuando se le preguntó sobre qué había ocurrido, Cusack dijo que no recordaba haber bloqueado a Pittenger.”No reaccionaría de esa manera y bloquearía a alguien que conoce a Daniel Berrigan”, dijo.Explicó que los bots de Twitter habían inundado su cuenta, como lo hacen de vez en cuando, al atacarlo por sus puntos de vista políticos. “Ellos dicen: ‘Eres terrible'”, dijo. “‘Tus películas son terribles’. ‘Eres un comunista'”.Agregó que debe haber quitado a Pittenger cuando bloqueó muchas cuentas en un intento de purgar a los bots.”Algunas veces hay personas que se ven afectadas en ello”, dijo Cusack.Para algunas personas conseguir seguidores famosos se convierte casi en un deporte. En una entrevista para un pódcast, Naomi Fry, una escritora para The New Yorker, describió su intento exitoso para conseguir que el cantante John Mayer la siguiera en Twitter. “Supliqué, supliqué, supliqué y supliqué”, dijo a los conductores de la audioserie Public Announcement. “Él escuchó el llamado”.(Reuters)Las celebridades, por su parte, se sabe que de manera unilateral pueden sacar a sus seguidores del anonimato. En 2010, el presentador de televisión Conan O’Brien anunció que seguiría solo a una persona en Twitter, Sarah Killen, en ese entonces una estudiante de 19 años de Míchigan. “Es algo totalmente loco”, dijo Killen en esa época.Nueve años después, Killen todavía es la única persona a la que O’Brien sigue, que cuenta con casi 29 millones de seguidores. Ella ahora tiene casi 415.000 seguidores.No es solo un fenómeno en Twitter: las celebridades han causado que usuarios de Instagram y Facebook casi se desmayen al convertirse en seguidores inesperados. Aunque la mayoría de las personas se alegran de tener un seguidor famoso, la relación en línea entre aquellos con niveles muy diferentes de estatus en las redes sociales puede conducir a la persona que es seguida a sentirse acomplejada o tímida.Meryl Cooper, una escritora y publicista, afirma que piensa frecuentemente sobre su seguidor más destacado, Barack Obama, quien tiene más de 105 millones de seguidores en Twitter. Aunque la cuenta de Twitter de Cooper es una de más de 600.000 personas seguidas por el expresidente, se sintió orgullosa cuando Obama la comenzó a seguir en 2016.”Es mi seguidor más preciado”, dijo Cooper. “Sería muy difícil de superar”.Y cuando los hackers se infiltraron en su cuenta de Twitter en noviembre pasado, su primer pensamiento fue sobre Obama.”No sabía que locuras podrían decir estos hackers”, dijo. ¿Publicarían algo provocador? ¿Le mandarían un mensaje grosero a nuestro presidente número 44? Sus temores no se volvieron realidad durante la tensa etapa en que monitoreó la cuenta hasta que estaba de nuevo en su control. Para su tranquilidad, Obama ha permanecido entre sus 1751 seguidores.”No creo que sepa quién soy”, dijo Cooper. “Pero puedo presumir de tener entre mis seguidores a un exlíder del mundo libre”.April Glick Pulito, una actriz y cantinera con más de ochocientos seguidores en Twitter, se congració con el director de cine Joss Whedon cuando publicó sobre suscribirse a la revista Slate y a otras publicaciones en un tuit que concluía con la etiqueta #Resist.Después de un retuit por parte de la cuenta de Slate, Whedon, el director de Los Vengadores, la comenzó a seguir. En ese momento, Glick Pulito recordó, siguió a solo 235 personas. Ella también empezó a seguirlo.”No quería ser una fanática superemocionada”, dijo. “Quería aparentar que lo tomaba con normalidad”.Glick Pulito dijo que ella no se hubiera acercado a Whedon si lo hubiera visto cenando en un restaurante. ¿Comenzar a seguirlo era el equivalente digital?”Yo estaba consciente de que me comenzó a seguir, absolutamente”, dijo. “Me avergüenza un poco aceptarlo, pero cada semana reviso si todavía me sigue”.En septiembre pasado, Glick Pulito se casó. Como broma, publicó un tuit en el que invitaba a su seguidor famoso a la boda. Whedon no asistió. Sin embargo, le envió un mensaje directo en Twitter, en el cual le deseaba que tuviera una feliz vida y luna de miel.”Yo sirvo como advertencia, pero disfrútalo”, escribió. (Whedon tuvo un difícil divorcio en 2016).A pesar de no haber conocido a Whedon en persona, Glick Pulito dijo que le generaba un sentido de responsabilidad hacia él.”Me siento mal de hablar sobre ello, porque es muy personal”, dijo. “Si me deja de seguir después de esto, sentiría como que lo traicioné”.* Copyright: 2019 The New York Times News Service

#NoticiasdeSalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Cuando un famoso te sigue en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: