Desesperado pedido de un pochoclero salteño para poder volver a trabajar

Juan José Vilca es pochoclero desde que tiene memoria. Su carrito está ubicado en peatonal La Florida y avenida San Martín y sostiene que es su única fuente de ingreso económico. El sustento de su hogar está cerrado desde hace cuatro semanas prácticamente por el aislamiento social preventivo y obligatorio. Ayer, el hombre dialogó con El Tribuno, horas antes de que el gobernador Gustavo Sáenz anunciara su idea de crear un fondo de emergencia para emprendedores por Facebook Live. Pide que le permitan volver a trabajar para mantener a su familia.

Juan José tiene a su cargo cinco hijos. Las más chicas tienen 13 y 18 años y todos viven con él, incluida una nieta.

«El carro es el sustento de mi familia, con mi trabajo pago mis impuestos y educo a mis hijos, algunos ya están en la universidad y otros en la secundaria. Todo lo que tengo es con mi carrito pochoclero. A raíz de la situación que estamos viviendo el otro día llamé al 148 para pedir un módulo de mercadería, pero me dijeron que tengo que esperar a la otra semana o la siguiente para ver si me corresponde, yo les dije que mis hijos tienen que comer ahora y eso no puede esperar», relató.

Juan José trabaja legalmente, forma parte de una veintena de pochocleros autorizados por el municipio y contemplados por la ley de patrimonio histórico. Sin embargo él no es monotributista. Sí paga mensualmente su lugar. Cada seis meses debe presentar certificado médico y permiso para la manipulación de alimentos, pero lo cierto es que ahora quedó en un gris sin recibir ningún tipo de ayuda social.

Sobre la extensión de la cuarentena dijo: «Con respecto a la salud está bien porque el presidente está cuidando la salud de todos los argentinos, pero el gabinete que lo asesora tendría que pensar más profundo, me imagino que somos miles los que estamos atravesando la misma situación, que dependemos del trabajo diario para comer y que no cobramos ninguna clase de subsidio.Yo presento mi tirilla donde voy, no cobro nada, no tengo ningún beneficio, ni para los servicios», agregó. Incluso asegura que tampoco recibe la tarjeta Alimentar.

A la familia se le está haciendo cuesta arriba cada día de la cuarentena porque todos dependen del carro, todos los chicos se turnan para trabajar vendiendo pochoclos y de ahí sacan para sus gastos personales y para mantener la casa.

Ante la contingencia, rápidamente se las tuvieron que ingeniar. Juan José Vilca dice que tenía guardada una tela roja del mismo material con el que se hacen muchos barbijos y uno de sus hijos lo animó a empezar a confeccionarlos. Vieron varios videos y empezaron. Compro elástico y, con la vieja máquina a pedales de la mamá, los cosen. Venden a través del Facebook. El hombre, que vive en el barrio Santa Ana, contó que recorrió algunos lugares estratégicos de la zona sur y «vendió bastante». «Hoy anduve vendiendo por el barrio porque, si no vendemos, no comemos», afirmó.

Ayer en la zona oeste alta, en el barrio Palermo, algunos feriantes abrieron sus puestos. Tras el movimiento, los vecinos llamaron al 911 y denunciaron el incumplimiento de la cuarentena. «Nosotros vamos a estar atentos y apoyados en la Policía. El decreto que obliga al aislamiento social preventivo y obligatorio es la herramienta para impedir que se armen las ferias y es materia de control por la Policía», señaló el secretario de Protección Ciudadana, Nicolás Kripper.

Reunión en el Concejo

Concejales de la comisión de Hacienda se reunirán hoy, a las 10, con funcionarios del área económica del municipio capitalino para analizar aspectos referidos a la viabilidad de una propuesta de ordenanza relacionada con pequeñas y medianas empresas. 
Mientras tanto, el cuerpo capitalino pule detalles para tratar de sesionar esta semana de manera virtual, sistema que ya se encuentra habilitado a partir de la inclusión del mismo en el reglamento interno del cuerpo. El plenario se realizaría el próximo miércoles, aunque todavía no está definida la convocatoria. 
El vicepresidente primero del Concejo Deliberante y titular de la comisión de Hacienda, Angel Causarano, precisó a El Tribuno que la reunión de hoy con los encargados de las finanzas del municipio se realizará en el Centro Cívico Municipal.

El encuentro surgió a partir de un proyecto de ordenanza que presentó la concejal Frida Fonseca para establecer paliativos destinados a pequeñas y medianas empresas que atraviesan un mal momento por la paralización derivada de la pandemia de coronavirus.
Empero, “es vital analizar la situación de ingresos del municipio”, puntualizó el concejal Causarano, quien tras puntualizar que “no se puede desfinanciar al municipio”, dudó que vaya a prosperar algún intento por reformar la ordenanza tributaria.

 



Fuente: SALTA | http://www.eltribuno.info
Desesperado pedido de un pochoclero salteño para poder volver a trabajar

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.