El día femenino, un derecho que es inexistente para las mujeres en Salta - El Portal de Salta

El día femenino, un derecho que es inexistente para las mujeres en Salta

Incómodas, con dolor de ovarios y con miedo de manchar, cada mes, durante su ciclo menstrual, las mujeres deben trabajar como si nada pasara. El día femenino, como se llama al beneficio que las mujeres tienen cuando están indispuestas y no están en condiciones de ir a trabajar, estuvo contemplado el siglo pasado en diversos convenios colectivos de trabajo -como en el de las docentes, en Salta- hasta que la última dictadura militar barrió con ellos y con otros derechos laborales adquiridos hasta entonces.En la actualidad el día femenino es un derecho para quienes trabajan en la administración pública en las provincias de Buenos Aires, La Rioja y Tucumán, y para las docentes en Santiago del Estero. Para las salteñas es una utopía. Hace dos años, en la provincia hubo un proyecto de ley impulsado por la entonces senadora del Partido Obrero Gabriela Cerrano, para reconocer este derecho a las estatales, pero la iniciativa no prosperó en la Legislatura.En el sector privado algunas entidades gremiales contemplan el día femenino para las trabajadoras. El caso más conocido es el de la Asociación Bancaria, que lo garantiza a nivel nacional. En Salta este beneficio se usó solo una vez el año pasado, con cuestionamientos por parte de la empresa y poco apoyo del gremio.Para conocer más sobre este derecho perdido para las trabajadoras, El Tribuno entrevistó a especialistas de diversos sectores, que coincidieron en reconocer la importancia del día femenino para asegurar que las mujeres no trabajaran cuando se sintieran mal durante su ciclo menstrual y evitar que perdieran el presentismo por la misma razón.Al hablar con este medio, la exsenadora provincial por el PO Gabriela Cerrano lamentó que su proyecto no fuera aprobado debido a "un prejuicio machista en contra de la mujer trabajadora", que suponía que habría un mal uso de este derecho. "La excusa que nos dieron es que va a haber áreas del Estado que se van a paralizar, porque, si todas piden el día femenino, van a hacerlo el viernes o el lunes para tener fines de semana largos", recordó la dirigente.Cerrano explicó que el día femenino es un tipo de licencia que la mujer necesita porque "a veces no tiene artículos para solicitarlo, cuando tiene dolores menstruales, y tiene que aguantarse trabajando así". Dijo que la Organización Mundial de la Salud advirtió que las mujeres consumen ibuprofeno mucho más de lo recomendado para aplacar el dolor y cumplir con sus horarios.La política recordó que hace varias décadas existía en Salta un artículo de día femenino para las docentes, hasta que llegó la dictadura, en 1976: "Fue eliminado con el argumento de que era injusto para el hombre porque no tenía ningún día. Es un criterio de igualdad absurdo porque lo que es real es que existen los dolores menstruales". Cerrano aseguró que desde su sector insistirán para que exista esta ley: "Es un reconocimiento de los derechos laborales de las mujeres, que va a permitir hacer más. Acá lo teníamos y el hecho de haberlo quitado fue una pérdida, que obliga a que las mujeres trabajen aunque se sientan mal".Según el Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña, el 14 por ciento de las mujeres no pueden asistir al trabajo en los días más intensos de su ciclo menstrual y hasta el 40 por ciento sufre problemas de concentración por los dolores y las molestias que les provoca.Experiencia frustranteEl día femenino es un derecho reconocido en el artículo 48 inciso "f" del Convenio Colectivo de Trabajo del Estatuto de la Asociación Bancaria, que hoy se implementa en casi todo el país. "El personal femenino podrá faltar un (1) día en cada mes calendario sin necesidad de justificar dicha inasistencia y con goce de sueldo", dice el documento, que data de 1975 y que la Cámara Primera de Apelaciones del Trabajo de San Rafael entendió vigente, en la causa "CCC, Diana Haydee c. Banco Macro S.A. s/ diferencias salariales", a fines de 2013.Soledad Caminos, exsecretaria de Derechos Humanos, Género e Igualdad de este gremio en Salta, relató a El Tribuno que ella fue la única trabajadora bancaria que usó el día femenino en la provincia. Antes de empezar a divulgar este beneficio, hizo un sondeo entre sus compañeras, que coincidían en que era necesario: "Ellas decían que, si pudieran, se tomarían el día porque algunas se sienten muy mal, se manchan y es complicado ir a trabajar. Antes de pedir un certificado por estar indispuestas, prefieren ir en esas condiciones".Caminos explicó que para tomarse el día solo tenía que informar a la empresa y, al día siguiente, firmar la ausencia, pero lo que sucedió la sorprendió en un sentido negativo. Al día siguiente el abogado del banco la llamó y le dijo que temía que las empleadas empezaran aCómo es la situación en otros paísesEl día femenino no se aplica en Europa y tiene bastante auge en los países asiáticos.Walter Neil BühlerEl abogado laboralista y columnista de este diario Walter Neil Bühler señaló que la ley de contrato de trabajo (LCT) en general no contempla el descanso por el día femenino. Observó que hay bastante legislación que brinda este beneficio para el sector público y muy pocos convenios colectivos que lo hacen en el ámbito privado. Neil Bühler relató que el día femenino no se aplica en el continente europeo y que tiene bastante auge en los países asiáticos. Comentó que algunas organizaciones feministas en Europa se oponen a este beneficio porque consideran que se trata de “una propuesta discriminatoria y denigrante”. Ellas buscan que haya un descanso mensual para trabajadores, sin distinción de género. El abogado explicó que algunas empresas grandes practican el día femenino y que, en términos generales, en la Argentina las empresas medianas o chicas no tienen ese tipo de licencia. Neil Bühler advirtió que hay quienes consideran que el día femenino está un poco en retroceso: “La industria farmacéutica le ha dado una cobertura bastante amplia a este tema con analgésicos, que no requieren de receta médica. Cuando hay mucho dolor, hay que acudir al médico, quien establece una licencia por enfermedad, pero no por el período menstrual en sí”. El abogado se refirió a estadísticas que dicen que menos de la mitad de las mujeres tienen problemas o dolores en los días del ciclo menstrual que les impidan trabajar.Sobre la base de hechos históricos, planteó que podría no ser conveniente restablecer este tipo de licencias, ya que, mientras existieran muchos beneficios para las mujeres, los empleadores optarían por contratar varones. Recordó la LCT originaria, de 1974, durante la tercera presidencia de Perón: “Allí, la LCT era muy generosa con las mujeres y tenía un montón de disposiciones que la dictadura militar (en 1976) las quitó”. Mencionó que durante los dos años que esta ley estuvo vigente, muchas empresas decidieron no tomar más mujeres porque había sanciones muy graves para los empleadores que no cumplieran con estos beneficios: “Esto es un dato real. Lo conocí porque yo recién me recibía de abogado y hubo empresas que reconocían que habían tomado la resolución de no tomar más mujeres porque les salía muy caro”. 

#NoticiasdeSalta #elportaldesalta

Fuente: SALTA | http://www.eltribuno.info
El día femenino, un derecho que es inexistente para las mujeres en Salta

A %d blogueros les gusta esto: