El Gobierno espera con incertidumbre el resultado de La Pampa, en medio de la tensión con la UCR por los cierres de listas - El Portal de Salta

El Gobierno espera con incertidumbre el resultado de La Pampa, en medio de la tensión con la UCR por los cierres de listas

Mauricio Macri y Carlos Mac Allister durante un acto en Casa Rosada (Adrián Escandar)»Tenemos mucha incertidumbre», aseguran desde el PRO. Nadie se anima a vaticinar nada. Incluso aún no hay certeza respecto de un eventual viaje de funcionarios de nacionales con el resultado puesto. El principal temor es que el PJ meta la cola.Ante ese panorama, la Casa Rosada espera con cautela las primarias no obligatorias de La Pampa, el primer test electoral del año que tiene al PRO y a la UCR como el mayor atractivo, en una interna que desde el Gobierno se ocuparon de desdramatizar en medio de  la tensión entre los socios de la coalición de gobierno por los cierre de listas.Carlos Mac Allister fue, durante estos años, un jugador frecuente de los partidos de fútbol de los miércoles en la quinta de Olivos. Es el candidato de la Casa Rosada cuya performance en las primarias de este domingo es toda una incógnita para Mauricio Macri y su entorno. Enfrenta al diputado Daniel Kroneberger, de la UCR, en un escenario de paridad.No tanto por los números que registra el Presidente: aunque hace rato que las mediciones le son adversas, el centro del país es la región que mejor trata al jefe de Estado. De todos modos, el apellido Macri es, para Mac Allister, más un lastre que una bendición.La incertidumbre del oficialismo obedece en buena medida a la imposibilidad de calcular la participación electoral por tratarse de primarias no obligatorias. El antecedente más cercano fue la consulta popular en La Rioja, que le permitirá al gobernador Sergio Casas presentarse a la re-reelección. «Teníamos números que daban a una porción mayor de los riojanos en contra de la reforma constitucional de la provincia, pero al no ser obligatoria la consulta no sabíamos cuántos irían a votar. Efectivamente, muchos no fueron», explican desde el PRO.Daniel Kroneberger, el candidato de la UCR dentro de CambiemosEn La Pampa el panorama es similar, aunque la interna entre el ex secretario de Deportes y Kroneberger está atravesada además por un manto de sospecha en torno a la actitud del PJ, que evitó la interna y se encolumnó detrás de la candidatura del diputado Sergio Ziliotto.La Pampa tiene un padrón de poco más de 270 mil electores habilitados para votar con una incidencia baja a nivel nacional: solo el 0,8% del total. Desde el Gobierno posan la lupa en Carlos Verna. La sospecha es que el gobernador, que tiene una pésima relación con la Casa Rosada y que desde hace tiempo lucha contra una cruel enfermedad, influya en el padrón de independientes en contra de Mac Allister en la interna.Según el Gobierno, el PJ provincial prefiere al radical como contrincante en las generales y no al ex defensor de Boca Juniors. «‘El colorado’ puede atraer algunos peronistas», dicen desde el PRO. Antes de la candidatura de Kroneberger, el aspirante era el senador Juan Carlos Marino. Resignó su postulación días antes de ser acusado por una empleada por supuesto acoso.La intriga del Gobierno por el resultado del primer test electoral del año se enmarca dentro de un clima de incertidumbre general de cara al resto de los comicios provinciales y a las elecciones nacionales de octubre, en las que Macri buscará la reelección. Con una estrategia, hasta ahora, ligada a la eventual postulación de Cristina Kirchner. Marcos Peña no tiene plan de emergencia en caso de que la ex presidenta no se presente.Sergio Ziliotto, el candidato del peronismo (NA)La estrategia electoral del oficialismo se decide en el entorno del jefe de Gabinete. Y transita en medio de una tensión evidente, por caso, con la UCR. Con cortocircuitos durante todo el 2018, la vinculación entre el PRO y los radicales es bipolar.Pero hay, sin embargo, un dato que marca un síntoma de debilidad del macrismo. La severa crisis del programa económico de Macri bajó las expectativas de eventuales triunfos en un buen número de provincias. Pero en los distritos en los que el oficialismo podría llegar a tener suerte, los candidatos son radicales.En Santa Cruz, Eduardo Costa. En Neuquén, aunque asoma muy difícil, Horacio «Pechi» Quiroga. En Tucumán encabezaría Silvia Elías de Pérez. En Chubut, Gustavo Menna. El año pasado, en reuniones reservadas, Carlos Grosso, asesor ocasional de Macri y del PRO, decía que había que prestarle atención a la UCR por los armados provinciales. Tenía razón.En ese sentido, el PRO desdramatizó en los últimos días una eventual victoria de Kroneberger en las primarias de hoy. Más allá del respaldo a Mac Allister. Una manera elegante de abrir el paraguas.El radicalismo, sin embargo, también tiene lo suyo. Hipólito Altolaguirre, presidente de la UCR provincial, declaró el año pasado persona no grata a Alfredo Cornejo, el gobernador de Mendoza y presidente del radicalismo nacional, por el histórico conflicto sobre el río Atuel entre pampeanos y mendocinos.

#NoticiasdeSalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
El Gobierno espera con incertidumbre el resultado de La Pampa, en medio de la tensión con la UCR por los cierres de listas

A %d blogueros les gusta esto: