El infierno que viven los deportistas en Michoacán: casi dos años sin beca y nadie sabe dónde está el dinero - El Portal de Salta

El infierno que viven los deportistas en Michoacán: casi dos años sin beca y nadie sabe dónde está el dinero

No han podido entrenar pues está cerrado el estadio Venustiano Carranza (Foto: Facebook)Alejandro Orozco comenzó a sentir una pesadez en el cuerpo y no paraba de sangrar. Llevaba casi un año sin percibir ingresos luego de que la Comisión Estatal de Cultura Fisica y Deporte (CECUFID) de Michoacán dejó de darle el dinero correspondiente a su beca deportiva sin explicación alguna, por lo que tuvo que realizarse un examen sanguíneo por su cuenta, mismo que reveló que sufría hepatitis.El vallista nacido en el municipio de Apatzingán, a unos 185 kilómetros de Morelia, la capital del estado y donde se entrena con la selección de atletismo de la entidad, tuvo que renunciar al sueño de asistir a los Juegos Centroamericanos del Caribe Barranquilla 2018 por la enfermedad, misma que tuvo que sortear por sí solo, pues desde varios meses atrás, el gobierno había clausurado el centro médico del Venustiano Carranza.»No recurrí a ellos (CECUFID), yo sé que no cuento con su apoyo y no hay ya un centro de medicina con ellos, tuve que recurrir por mi cuenta. No recuerdo cuánto, pero gasté bastantes miles de pesos. Estuve en la preselección de juegos Centroamericanos 2018 pero debido a la hepatitis me dieron de baja de la lista», lamenta el atleta en charla telefónica con Infobae México. Orozco Torres, que actualmente tiene 25 años, vio muy afectada su salud desde entonces, pero también su cartera al no contar desde 2017 –hasta la fecha- con la beca que tenía asignada al ser un deportista de alto rendimiento de ese estado. Logró solventar los gastos de su enfermedad al trabajar en un establecimiento de comida, que es su fuente de ingresos hasta la fecha, pero nunca volvió a ser el mismo sobre el tartán, al tener que dividir sus tiempos entre el trabajo, las idas al doctor y los entrenamientos.»Sigo entrenando, tuve dos problemas en 2018 por los hepatitis. Como no cuento con un apoyo médico ni nada de parte de las instalaciones ni de alguna institución deportiva, fue difícil llevar una recuperación; ni estudios o monitoreo, tal vez aquí piensan que solo es entrenar a lo bruto y aguantarse de huevos, pero no basta con eso», dice enérgico. «Ahora iba bien en mi preparación con miras a Juegos Panamericanos 2019 pero me lesioné y tuve que pagar la rehabilitación, inviertes más del provecho que puedes sacar con tanto derroche de dinero, está muy complicado».A Alejandro le daban 7.000 pesos y ni siquiera al mes, pues el atraso de pagos fue siempre una constante por parte del CECUFID, aun antes de que dejaran de entregarle la beca. En 2016 y 2017 fue el mejor del país y estableció una nueva marca que lo colocó como el mejor vallista en la historia Michoacán en la especialidad de 200m con vallas.»He sido bicampeón nacional, el año que mejor tuve fue porque la universidad donde estuve me apoyó en alimentación, hospedaje, becas y me concentré solo en entrenar. Pero desde entonces, la mala logística de la estructura deportiva local sí me ha mermado, he tenido que inclinarme a trabajar para sustentarme, al final de cuentas necesito comer, yo no soy de Morelia, vine porque prometía cosas mejores y me he encontrado con todo lo contrario, esto nos hace migrar a otros estados que ofrecen mejores cosas», denuncia.Orozco dejó Apatzingán para perseguir su sueño. Durante su carrera ha saltado una cantidad incontable de vallas, pero las que más veces saltó fueron las del Estadio Olímpico Venustiano Carranza de la capital purépecha, donde entrena bajo las órdenes de Joel Martínez, un preparador de 51 años, licenciado en educación física egresado de la Normal de Educación Física con 30 años de experiencia y quien se encargó de formarlo a él y a cientos de jóvenes que sueñan con triunfar en el atletismo.Y como si otro obstáculo faltara a los atletas michoacanos, este estadio lleva días cerrado tras una remodelación fallida de la pista, mientras que esas vallas que tanto han servido a Orozco llevan más de dos décadas sin ser cambiadas.»Tenemos un problema muy grave porque realmente una rehabilitación de una pista en cualquier parte del mundo, los chinos por ejemplo, la quitan y al otro día ponen una mejor, pero una pista de tartán aquí se rehabilita en tres o cuatro meses como ocurrió en el 2008, pero el año pasado, se tardaron ocho meses y perdimos por completo una temporada. La rehabilitación estuvo tan mal hecha que ahora volvieron a cerrarla para hacer válida la garantía pues no quedó bien, vamos para 20 días que de nuevo está cerrada la pista», expone el profesor.»Es como si a los Aguacateros (equipo profesional de básquetbol de Michoacán) les toca entrenar no en el Auditorio sino en un rancho, así nos ponen a nosotros, es la única pista donde hay el material, como las vallas que tienen 20 años pero al menos siguen funcionando», refuerza.Desde 1989, Martínez ha logrado más de 100 medallas para su estado, contando universiadas nacionales y otras competencias menores, así como 20 seleccionados nacionales del estado para el equipo nacional de atletismo. Pero al no tener contrato formal como entrenador del equipo michoacano,  la falta de pagos a sus discípulos también termina por perjudicarle, pues su permanencia en el puesto depende de los resultados obtenidos.»Lo que pasa en otros estados es que llega el programa de la Conade y lo opera el instituto del deporte local, no hay un estado que no contrate entrenadores más que Michoacán, yo tengo 30 años en esto y no ha contratado entrenadores pagados por el estado y eso que hay mucha demanda. Solo se apoya con un programa de la Conade, yo llevo así desde 2004 y he sido el único de atletismo, hay mucha carencia y creo que las autoridades tienen que ver que donde hay un entrenador hay 60 o 70 muchachos alejándose de vicios y drogadicción», señala.»Al menos en atletismo ya son media docena de atletas que se han decantado por otros estados o por la UNAM, Tec de Monterrey o hasta el extranjero. Algunos también ya dejaron de competir o sus resultados ya no son buenos porque entre la falta de apoyo y cierre de pista, los atletas dejan de tener buen rendimiento», insiste.¿Dónde está el dinero?Hace poco más de un mes, durante el selectivo regional de atletismo en Morelia, entrenadores y deportistas se manifestaron pacíficamente para reclamar esta falta de pagos. Según medios locales, son cerca de 200 atletas de diversas disciplinas, quienes desde julio de 2017 no reciben su dinero, siendo más de 3.000.000 de pesos los que adeuda el gobierno michoacano.Tan solo el presupuesto asignado por el gobierno del ingeniero Silvano Aureoles para el ejercicio fiscal de 2018 y publicado en el Periódico Oficial del Gobierno, fue de 54.358.778 de pesos para la Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte. Aunque para ese año, misteriosamente ya no se abrió la convocatoria para repartir las becas.»Nos daban largas, decían ‘ya en junio les vamos a dar sus becas’ y llegaba junio y decían ‘ya lo estamos viendo en finanzas, se los damos en septiembre’. Y así se lo llevaron a largas por dos años, los de 2017 no lo he visto, en 2018 y 2019 no abrieron la convocatoria, no sé por qué, pues se supone que es un programa establecido, no sé qué movimiento estén haciendo , no vamos a ver becas de tres años, ¿yo cómo voy a justificar resultados si no obtuve apoyo? Obviamente no me van a asignar una beca», reflexiona el vallista Orozco.»Son varias cosas que perjudican a los atletas michoacanos, pero este caso ha sido bastante complicado para los atletas porque ya van para dos años que no cuentan con su beca y muchos atletas realmente lo necesitan para ayudarse de esas becas. Es un presupuesto que el Congreso local destinó en especial, con etiqueta para apoyo y reconocimiento a deportistas en el estado de Michoacán y ese presupuesto se supone que el gobierno debe tener destinado exclusivamente para deportistas y van dos años que no tienen su pequeño apoyo los deportistas», añade Joel Martínez.La atleta Mariel Espinosa Solís, hizo un llamado a través de redes sociales para pedirle el gobierno encabezado por Aureloes Cornejo que devuelva el apoyo a los deportistas michoacanos. La especialista en 400 y 800 metros, que posee un récord de atletismo en México en  relevo femenino de 4×800 metros desde mayo de 2014, compartió una publicación a sus más de 4.280 seguidores en Instagram para denunciar este caso.»Lamento meter cuestiones de política en este medio pero lo considero», comienza el mensaje. «¿Sabían que nuestro gobernador Silvano Aureoles Conejo Cecufid Michoacán  tienen detenidas las becas de los atletas que nos representan a nivel nacional/internacional? No siendo suficiente, a nada de los eventos para clasificar a eventos internacionales, la olimpiada nacional, universiada nacional y el Nacional de primera fuerza. Dieron orden de tener la pista de atletismo CERRADA, por supuestos arreglo y  no le están haciendo absolutamente nada (esa pista es la única que permite entrenar a vallistas, saltadores, lanzadores, pruebas combinadas)».Hay becas significativas para atletas menores que van desde 500 pesos para categorías inferiores y hasta 7.000 pesos mensuales para atletas de alto rendimiento. Un documento firmado por la directora Alejandra Moreno Carrillo con el estado analítico de la deuda y otros pasivos del periodo del 1 de enero al 30 de septiembre de 2018, explica que la deuda pasó de 26.436.678,41 pesos a 11.705.360,17 en ese lapso. Infobae México quiso saber la postura de la CECUFID sobre el paradero de estas becas pero no recibió respuesta.»Yo la verdad no tengo idea (dónde está ese dinero), lo que sí te sé decir es que antes de que entrara esta administración de Silvano Aureloes, no había ese problema, se les entregaba su apoyo a los muchachos deportistas, pero cuando entró este gobierno ya no se puede contar con ese dinero y es preocupante porque apenas vamos a la mitad de su administración. El muchacho o busca otras alternativas, o peor, abandona el deporte, una situación que el gobierno en verdad debería reflexionar, muchachos que están abandonando el deporte está mal, deberíamos tener cada vez más muchachos haciendo deporte», puntualiza Martínez.

#NoticiasdeSalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
El infierno que viven los deportistas en Michoacán: casi dos años sin beca y nadie sabe dónde está el dinero

A %d blogueros les gusta esto: