iPad Pro (2018), primeras impresiones: máximo potencial a precio de equipo profesional - El Portal de Salta

iPad Pro (2018), primeras impresiones: máximo potencial a precio de equipo profesional

Esta semana se ha puesto a la venta el nuevo iPad Pro de Apple. El tablet o casi convertible para algunos no varía demasiado la idea que hay detrás de él pero sí que presenta bastantes novedades tanto en diseño como en especificaciones y precio.

Vamos a repasar lo que trae de nuevo el iPad Pro en estas primeras impresiones para Xataka.

Menos marcos dan la bienvenida a FaceID

El nuevo iPad Pro sufre en esta generación su cambio más radical en cuanto a diseño. Aunque el formato tablet no admite mucha innovación, algo de margen el iPad de Apple sí que tenía.

El nuevo iPad Pro reduce marcos y trae FaceID como sistema de identificación biométrica

El camino más lógico es el que ha tomado Apple, es decir, reducir todo al máximo. Así, el nuevo iPad Pro es más delgado y pequeño gracias a la reducción de marcos.

El impacto más directo de esta reducción de marcos es que los dos tamaños disponibles, de 11 y 12,9 pulgadas, ahora no son tan grandes. El primero es idéntico al de 10,5 pulgadas actual, mientras que el más grande mantiene la diagonal pero reduciendo sus enormes dimensiones en un 25%.

En Xataka

Así funciona Face ID, el reconocimiento facial del iPhone X

Para reducir los marcos Apple ha tenido que sacrificar el botón de inicio físico, lo que conlleva cargarse el lector de huellas al tiempo que pasar a los gestos para controlar el tablet.

Llega FaceID al iPad

La identificación biométrica ahora pasa por FaceID, que en este iPad Pro presenta una novedad: funciona independientemente de la orientación con que tengamos agarrado el tablet. Y ha resultado funciona muy bien, siendo rápido y con mayor margen de trabajo que en el caso del iPhone.

Apple se pasa al puerto USB-C, lo que permite un extra interesante: conectarlo a una pantalla externa de manera directa

En cuanto a los gestos para controlar el sistema operativo, son los mismos que ya conocemos en iOS 12 y el iPhone X.

Por último una novedad muy interesante y esperada es la muerte del puerto Lighting. En el nuevo iPad Pro, en las dos diagonales disponibles, el conector principal pasa a ser un USB-C tanto para carga como para conectar el tablet a dispositivos externos, aunque aquí seguimos dependiendo de lo que Apple permite o no en cuanto a usos de ese puerto.

Ah, y casi lo olvidaba, en el iPad Pro no hay ya puerto de auriculares, por lo que el adaptador que debes comprar de manera separada debes añadirlo a la lista de accesorios que completen la experiencia con el nuevo iPad Pro.

Pantalla brillante, potencia de sobra

Más allá del cambio de diagonal, la pantalla del iPad Pro se mantiene al más alto nivel en prácticamente todos sus aspectos relevantes. La densidad de ambos modelos supera los 260 ppp, y tanto la fidelidad de color como el brillo son excelentes. Son pantallas laminadas y con apenas reflejos para poder usarlas sin problema en exteriores.

En ellas encontramos todas las tecnologías desarrolladas por Apple para mejorar la calidad de la pantalla, desde TrueTone hasta ProMotion para adecuar el refresco del panel a las tareas que estemos realizando, pudiendo alcanzar en algunos casos los 120 Hz.

Si unimos la pantalla con el sistema de cuatro altavoces estéreo, el iPad Pro mantiene un excelente desempeño en tareas multimedia, soportando además salida 4K y HDR vía su puerto USB-C.

El iPad Pro estrena el Apple A12X Bionic, con potencia de sobra y enfocado claramente en el sector profesional

Con el objetivo de que en algún momento o para algunos usuarios, el iPad acabe convirtiéndose en un sustituto del portátil, Apple insiste en darle potencia de sobra para un equipo con sistema operativo no de escritorio.

En Xataka

17 expectativas de cómo el machine learning va a cambiar el mundo

El nuevo chip A12X Bionic mueve todo con máxima fluidez e incorpora tareas de aprendizaje máquina que veremos qué aporta en un entorno de trabajo en movilidad como el que es natural para el iPad Pro.

Potencia y tamaño de pantalla no es lo único que debería diferenciar este iPad Pro de un tablet de consumo, especialmente si nos fijamos en su precio

En estas primeras pruebas con el iPad Pro, en lo que respecta al sistema operativo, nos seguimos quedando con ganas de, más allá de las mejoras del explorador o la multitarea, arrastrar y soltar … ver una apuesta decidida y diferenciada del entorno puramente móvil.

Veremos si con la llegada de apps de escritorio como Photoshop, que lo hará en 2019 previsiblemente junto con iOS 13, ese salto se da completamente vía apps y no tanto en el sistema operativo.

También hay renovación de accesorios

Junto con el iPad Pro llegan al mercado dos accesorios que, en esta gama de equipo, me parecen casi imprescindibles. Lo es sin duda el teclado.

El teclado, para mi imprescindible en el iPad Pro, se deja por el camino algunas mejoras necesarias como la retroiluminación

El Smart Keyboard Folio presenta algunas mejoras en forma de protección de la parte trasera del iPad, dos ángulos de inclinación y alguna modificación menor del teclado.

Pero al precio que Apple lo vende, más de 200 euros, no es comprensible que por ejemplo siga sin sistema de retroiluminación para las teclas o alguna sección con accesos directos. Como ya pasó con el anterior iPad Pro, para encontrar un teclado más completo conviene acercarse a soluciones de terceros como las que tiene Logitech.

El segundo accesorio atado al iPad Pro es el Pencil, aunque en este caso su foco es más restringido a tareas creativas o trabajo sobre documentos. Apple lo ha renovado básicamente en el diseño. Ahora es más cómodo y con una zona táctil para aplicar acciones de manera directa y rápida. Pero hay más.

Una de las ideas más peregrinas de Apple de los últimos años ha sido sin duda el sistema de recarga de su Pencil. Con el nuevo iPad Pro se retoma la senda de la sensatez y el nuevo Pencil se carga por inducción simplemente colocándolo en un lateral del iPad Pro. La mala noticia es que, si tenemos un Pencil de la anterior generación, no podremos usarlo con este iPad Pro de 2018.

Precio de equipo profesional

En estas primeras impresiones hay que hablar también del precio. El modelo más básico del iPad Pro pequeño, el de 11 pulgadas, cuesta 879 euros, pero si por ejemplo quisiéramos el modelo de 12,9 pulgadas con 1 TB de memoria interna y además LTE, nos iríamos por encima de los 2000 euros, accesorios aparte.

Por especificaciones y precio, el iPad Pro es ya claramente un equipo que se aleja del mercado de consumo

El nuevo iPad Pro es claramente un equipo que ya sale del espacio de consumo para entrar de lleno en el profesional. Solo entonces se entiende y justifica el gasto muy alto que supone ahora mismo hacerse con un iPad Pro con todo lo necesario para sacarle partido, accesorios incluidos.

La mejora respecto a la generación anterior es evidente, incluso de manera muy seria en términos de diseño y prestaciones, pero no del lado del software. Es su “talón de Aquiles” actualmente. Ahora seguiremos probándolo de manera intensiva para en unos días poder contaros de manera completa lo que el nuevo iPad Pro nos ha parecido.

También te recomendamos

iPhone XS Max, primeras impresiones: grande en todo, incluido un precio nunca visto

Las siete funcionalidades del Samsung Note9 de las que presumen sus propietarios

iPad Pro, MacBook y Mac mini: todo lo que se espera que presente Apple en su evento del 30 de octubre

– La noticia

iPad Pro (2018), primeras impresiones: máximo potencial a precio de equipo profesional

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Penalva

.

#lasnoticiasdesalta #notidesalta #elportaldesalta

Fuente: TECNOLOGÍA | https://www.xataka.com/
iPad Pro (2018), primeras impresiones: máximo potencial a precio de equipo profesional

A %d blogueros les gusta esto: