Julio Cortázar y su relación con México - El Portal de Salta

Julio Cortázar y su relación con México

Se cumplen 25 años de la muerte de Julio Cortázar”México es uno de los países que están en mi lista, pero pasan los años sin que me llegue la hora de ir a verlo”, escribió Julio Cortázar en julio de 1954 al crítico de arte Damián Bayón.Fue en México donde Cortázar vivió un viaje inolvidable junto a Carol Dunlop – su última esposa- en los años 80 y donde encontró una “congregación de cronopios” en la década de los 70.El escritor argentino, fallecido el 12 de febrero de 1984, mencionó 553 veces a México o los mexicanos en sus cartas, aseguró Ricardo Bada en un artículo en el que hizo evidente el interés de Cortázar por el país.La relación entre México y Cortázar empezó mucho antes de que llegara la fama al autor argentino.Ya en su primer cuento, Bruja, dejó ver su conocimiento sobre el país al mencionar la música de Pedro Vargas y Elvira Ríos.Por supuesto, no fue el único texto donde hizo referencia a la nación norteamericana. Sin duda, su cuento más “mexicano” es Axolotl, el nombre náhuatl de la criatura acuática que en español se llamada “ajolote”.La fascinación de Cortázar por el animal, que es capaz de autoregenerar miembros de su cuerpo que fueron amputados, quedó en evidencia gracias a este texto. “Hubo un tiempo en que yo pensaba mucho en los axolotl. Iba a verlos al acuario del Jardín des Plantes y me quedaba horas mirándolos, observando su inmovilidad, sus oscuros movimientos. Ahora soy un axolotl”, dice al inicio su cuento.Pocos escritores han influenciado tanto a su generación y las generaciones siguientes como Julio CortázarEn La noche boca arriba los aztecas persiguen al protagonista. Quizás fue en este cuento donde el autor plasmó su interés en esa cultura, algo de lo que ya había hablado cuando escribió “Me gustaría poder apreciar por mí mismo si todo lo que me han contado de México es cierto: desde las pirámides aztecas hasta la poesía popular. Probablemente me iré el año próximo (a menos que ocurra un milagro que me habilite para marcharme mañana o pasado)”.El encuentro de Cortázar con México se postergó hasta los años 70. En 1975 participó en la capital mexicana en una sesión de la Comisión Internacional que investigaba los crímenes de la Junta Militar de Chile. También ofreció algunas conferencias.Durante ese viaje visitó lugares como Oaxaca, Montealbán y Palenque. “De Oaxaca me habían dicho muchas cosas, turísticas y etnográficas, climáticas y gastronómicas; lo que no me dijo nadie es que allí, además de un zócalo que sigue siendo mi preferido en México, habría de encontrar la más densa congregación de cronopios jamás reunida en el planeta con excepción de la de Estocolmo”.La muerte de Carol Dunlop, su segunda esposa, fue un golpe letal para el escritorVolvió a México en 1979 y al año siguiente pasó dos meses en Zihuatanejo junto a Carol Dunlop. “Nuestro viaje final por México fue muy hermoso. Combinamos autos alquilados con aviones locales para recorrer diversas partes del territorio, y así en dos semanas pudimos ver una gran cantidad de cosas hermosas. Yo ya conocía parte de eso, pero Carol era la primera vez que venía a México, de modo que fue muy agradable mostrarle ciudades, ruinas y paisajes; luego fuimos a otros lugares que yo no conocía, y entonces el placer fue todavía más grande”, escribió Cortázar a su madre en agosto de 1980.La última vez que visitó México fue en 1983. Carol ya había muerto y Cortázar fallecería apenas unos meses después.

#NoticiasdeSalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Julio Cortázar y su relación con México

A %d blogueros les gusta esto: