La CGT confirmó que no se sumará al paro del 30 de abril y crecen las diferencias con el sector de Moyano - El Portal de Salta

La CGT confirmó que no se sumará al paro del 30 de abril y crecen las diferencias con el sector de Moyano

Confiados, Hugo y Pablo Moyano impulsaron un paro nacional sobre el que esperan un alto impacto. (Foto NA: Damián  Dopacio)La CGT confirmó que no adherirá al paro general del 30 de abril impulsado por la oposición sindical que lideran Hugo y Pablo Moyano. Tampoco se lo esperaba. Sea una estrategia meditada de los jefes camioneros o producto de la discusión internista, la anunciada huelga reactivó en el campo sindical la pulseada entre «dialoguistas» y «confrontativos», en la que las chicanas y cruces abiertos volvieron a ser moneda corriente.La novedad estará en la fuerza que pondrá en juego el Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona), que encabeza Camioneros, el dirigente bancario Sergio Palazzo y el líder metalmecánico del SMATA Ricardo Pignanelli, junto a más de 70 sindicatos afines. Pero la convocatoria superará esos límites, ya que participarán las CTA de Hugo Yasky y Pablo Miceli; los movimientos sociales y los «cayetanos» de la CTEP, la CCC y Barrios de Pie; y el sindicalismo «clasista» del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), que suele movilizar por separado en una columna «independiente».»Nuestros afanes no son partidistas. Antes que las listas, nos importa preservar los intereses del pueblo trabajador y de la nación», señaló el plenario moyanista en un documento que pide «evitar la desintegración de la Patria». El texto consta de cinco puntos incluye el repudio al acuerdo con el FMI, el reclamo de paritarias libres y el rechazo a la reforma laboral, la defensa del empleo y la derogación del aumento de tarifas.El armado «multicolor» cuenta con algunos sindicatos que permitirán complicar algunos servicios clave del país. Camioneros impedirá el traslado de combustibles y mercancías, entre ellas la recolección de residuos. Tampoco habrá actividad en los bancos, en las plantas fabriles donde influye el SMATA, en las escuelas públicas y privadas donde intervienen CTERA y Sadop y otras numerosas dependencias del Estado.En relación al transporte, ya está confirmado que el subte no funcionará el 30 de abril, ya que paran los Metrodelegados de Néstor Segovia y Roberto Pianelli. Habrá huelga de pilotos en los aeropuertos, con Pablo Biró de APLA como máximo referente y Juan Pablo Brey de Aeronavegantes. No se descarta un cese en el servicio ferroviario. Sin el apoyo de los maquinistas de La Fraternidad y la Unión Ferroviaria, está en tratativas la adhesión de los gremios pequeños del sector como los señaleros y el personal jerárquico.Al igual que en la movilización del pasado 4 de abril -que sí contó con el aval de la CGT- las bases entrenadas en la confrontación callejera jugarán un rol clave. Se espera que haya piquetes en las avenidas céntricas y bloqueos en los accesos a la Ciudad de parte de las organizaciones sociales y los agrupamientos de izquierda, lo que afectará el tránsito de la Capital Federal.Por su lado, la conducción de la central obrera considera que la etapa de disputa abierta con la administración de Mauricio Macri está finalizada. Después de cinco paros en todo el período y varias marchas de protesta, los jefes sindicales Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (Estaciones de servicio) coinciden en esperar a las elecciones presidenciales de octubre y apostar a alguna de las distintas candidaturas del peronismo.»Lo vi suspender un paro por lluvia. Yo participé de la lucha contra los militares. No me quedé en Mar del Plata sentado tomando mate», cruzó Carlos Acuña a Moyano en relación a la medida de fuerza del 30 de abril. «Hacer paros constantemente es complicar el trabajo de la gente», sostuvo.A su vez, el líder de los estatales de UPCN, Andrés Rodríguez, rechazó una huelga próxima y pidió: «Es un año político. La apuesta fundamental si queremos cambiar el rumbo es generar una oposición fuerte que pueda derrotar en las urnas al Gobierno».Los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña.Detrás de la política de la central obrera hay un reconocimiento de continuar con un diálogo sotto voce con el Gobierno, quien aún ostenta recursos vitales para los sindicatos. La mesa chica sindical ya obtuvo de parte del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, la demorada entrega de una suma millonaria de $13.000 millones para las obras sociales de los gremios.La cercanía también involucraba el proyecto de ley de blanqueo laboral, pero el entendimiento estalló por los aires tras los cambios de último momento por parte de la Casa Rosada.Sin embargo, la incomodidad con la estrategia dialoguista se insinúa con acciones y hechos sutiles. Estuvo presente en un pintoresco congreso de la Unión Obrero Metalúrgica (UOM), donde los delegados presentes se pronunciaron a quién votarían en octubre y salió primera la ex presidente Cristina Kirchner con una abrumadora mayoría de 238 votos, el 73,4% del total.El malestar se vio además en la Confederación Argentina de los Trabajadores del Transporte (CATT). El agrupamiento lanzó un paro de actividades en rechazo al Impuesto a las Ganancias para el feriado de 1 de Mayo, día emblemático de la lucha del movimiento obrero y de los derechos laborales, lo que motivó la sorna de sus pares sindicales por no convocarse durante un día hábil. «Escuchar a Acuña y Andres Rodríguez hablar de parar es lo mismo que Barreda hablando de la familia. Entregaron conquistas de años de muchos trabajadores y por dos mangos de obras sociales, no sabés si te causa lástima o risa», fustigó en diálogo con radio El Destape el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano. «Va a ser un parazo general que va a sorprender», se envalentonó.Seguí leyendo:Mauricio Macri pule sus anuncios y busca cerrar varios frentes de tensionesHugo Moyano: «Tenemos la obligación de hacer el esfuerzo para que en octubre se vaya Macri»Fracasó en el Senado la primera audiencia para debatir el blanqueo laboral 

#NoticiasdeSalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
La CGT confirmó que no se sumará al paro del 30 de abril y crecen las diferencias con el sector de Moyano

A %d blogueros les gusta esto: