La lenta agonía que reveló la autopsia al cadáver de la mujer decapitada en el río Paraná - El Portal de Salta

La lenta agonía que reveló la autopsia al cadáver de la mujer decapitada en el río Paraná

Stella Maris Ramírez tenía 26 añosStella Maris Ramírez, la joven cuyo cadáver fue encontrado decapitado el miércoles en el río Paraná, murió entre tres y cuatro días después de su desaparición el 2 de agosto último. La autopsia realizada ayer por la tarde en la morgue judicial de Campana, determinó que falleció entre el lunes 5 y martes 6 de este mes.Sin embargo, en el estudio no se pudo esclarecer la causa de la muerte por el estado de putrefacción del cadáver: tampoco se determinó si le quitaron la cabeza al cuerpo tras su fallecimiento y si un corte profundo en el tórax que presentaba el cuerpo fue realizado para que el cuerpo se hundiera o si fue hecho con Stella Maris en vida.A raíz de los resultados, la principal hipótesis que maneja el fiscal a cargo de la investigación, Alberto Gutiérres, apunta a que agonizó durante ese tiempo tras ser golpeada. Por el caso están detenidos el esposo de la víctima, Carlos Entivero (36), y la madre de Entivero, Amelia Itatí Lezcano (53).El paradero de Ramírez se desconocía desde el viernes 2 de agosto. Vecinos declararon que esa noche escucharon gritos en la casa donde ella convivía desde hacía seis años con Entivero, ubicada en el barrio Granja 8, de la localidad bonaerense de Lima, partido de Zárate.La joven murió al menos tres días después de su desapariciónLa búsqueda se inició el martes 13, luego de que familiares de la víctima, quienes viven en la provincia de Chaco, se enterasen de la desaparición a través de vecinos y amigos de Ramírez.Tras la alerta, efectivos de la Brigada Canina K9 de Campana, en colaboración con personal de diversas dependencias policiales de la zona y de Policía Científica, realizaron rastrillajes y allanaron propiedades.En la casa de la joven y mediante el reactivo luminol, las pesquisas hallaron rastros de sangre en la pared de una habitación, en la parte trasera de una camioneta y en el lavarropas.En consecuencia, el fiscal Gutiérres ordenó la detención del hombre para indagarlo como sospechoso de femicidio. A la vez solicitó el arresto de Lezcano, sospechada como copartícipe del hecho, ya que testimonios de vecinos indicaron que la suegra de la víctima, que vive en Corrientes, había estado en Lima días después de la desaparición. Incluso algunos afirmaron que la vieron lavar ropa y la casa de Ramírez, en un intento por encubrir el crimen.Ambos se negaron a declarar y permanecen bajo arresto.Amelia Lezcano fue detenida en la localidad correntina de San RoqueEl cuerpo de Ramírez fue encontrado el miércoles pasado por pescadores de la zona, a tres kilómetros de la orilla del Club de Pesca de Lima. El cadáver fue reconocido por una vecina de ella, quien la identificó a partir de un tatuaje en uno de sus hombros.María Estela, madre de la víctima, habló con los medios locales y definió a Entivero como «un hombre violento». Dijo, además, que su yerno no le permitía visitar a su hija. Ramírez y Entivero tuvieron una hija, que ahora tiene cinco años, y quedó a resguardo de los abuelos maternos.El jueves por la tarde vecinos de Lima marcharon hacia la Comisaría Segunda para reclamar justicia.Con información de la agencia Télam. SEGUÍ LEYENDO:Córdoba: condenaron a prisión perpetua a un hombre por el femicidio de una joven trans»Una chica se cortaba la piel por los abusos»: el crudo relato de una víctima del caso Próvolo

#NoticiasdeSalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
La lenta agonía que reveló la autopsia al cadáver de la mujer decapitada en el río Paraná

A %d blogueros les gusta esto: