Los laberintos de las vacunas contra el COVID-19 en la Argentina: avanza el acuerdo entre la local Sinergium y el Gobierno para fabricar la vacuna Sinopharm

El gobierno argentino firmó un acuerdo de compra con el gobierno chino primero por 3 millones de vacunas Sinopharm; y luego se agregaron un millón extra, Junto a la vacuna Sputnik son las que más abastecieron al territorio argentino. Los últimas dosis fueron destinadas directamene a los adultos mayores y a docentes para completar las dos dosis ( (REUTERS/Marko Djurica)
El gobierno argentino firmó un acuerdo de compra con el gobierno chino primero por 3 millones de vacunas Sinopharm; y luego se agregaron un millón extra, Junto a la vacuna Sputnik son las que más abastecieron al territorio argentino. Los últimas dosis fueron destinadas directamene a los adultos mayores y a docentes para completar las dos dosis ( (REUTERS/Marko Djurica) (MARKO DJURICA/)

La necesidad cada vez más vital de perforar el contexto de escasez de las vacunas contra el COVID-19 y la llegada a cuentagotas de las aproximadamente 56 millones de dosis compradas a través de distintos contratos que firmó el Gobierno Nacional, dieron impulso a una flamante estrategia sanitaria para salir del atolladero que provoca el problema del acceso: que el mejor epicentro para la producción masiva de vacunas sea la Argentina.

Mientras el caso argentino sigue inmerso en los avatares que provoca la segunda ola, con una estacionalidad marcada por las bajas temperaturas, un contexto de alta transmisibilidad del virus SARS-COV-2, más letalidad y aparición de nuevas variantes; como telón de fondo, emerge la amenaza del resquebrajamiento del sistema de salud con riesgo permanente de colapso. En este marco, la necesidad de más vacunas es imperiosa, ni siquiera para lograr la pretendida inmunidad de rebaño porque para vacunar al 70% u 80% de la población argentina, se necesitarían entre 30 a 40 millones de vacunas disponibles.

Argentina con el impulso de las autoridades sanitarias inició una avanzada para promover una fórmula que se apalanca en pura ciencia made in Argentina, y en la transferencia tecnológica y la capacitación de las mentes brillantes y tecnología aplicada hacia los nuevos hallazgos contra el COVID-19. Hasta aquí Argentina ha pasado con creces el convite.

Son tres los proyectos bajo esta modalidad: dos ya en marcha, AstraZeneca-mAbxcience (Grupo Insud) para producir la vacuna Oxford-AstraZeneca y donde el principio activo de las inoculaciones sale desde acá hacia México; y luego allí se realiza el rellenado y envasado. El segundo es el Instituto Gamaleya-Federación Rusa con Laboratorios Richmond, cuya transferencia tecnológica en una primera etapa vendrá desde Rusia; y en la segunda y última, se producirá la totalidad de la Sputnik V en Argentina. Y el tercer proyecto, la potencial alianza entre Sinergium y el laboratorio chino Sinopharm para hacer la vacuna china descubierta en Beijing; aquí, en la zona Norte de la Provincia de Buenos Aires.

FOTO DE ARCHIVO: Un trabajador sanitario prepara una dosis de la vacuna contra COVID-19 de Sinovac en el Hospital Geriátrico Bang Khun Thian en Bangkok, Tailandia el 21 de abril de 2021. REUTERS/Athit Perawongmetha
FOTO DE ARCHIVO: Un trabajador sanitario prepara una dosis de la vacuna contra COVID-19 de Sinovac en el Hospital Geriátrico Bang Khun Thian en Bangkok, Tailandia el 21 de abril de 2021. REUTERS/Athit Perawongmetha (ATHIT PERAWONGMETHA/)

Según pudo saber Infobae con fuentes allegadas a Sinergium “estamos en la antesala de lo que sería un posible acuerdo. Tuvimos dos reuniones protocolares, y faltan ahondar las cuestiones técnicas: ¿Cómo se haría la transferencia tecnológica? Frente a la producción de vacunas, ¿se hará la formulación y el envasado, o el proceso completo con producción local? Falta determinar cuánta cantidad se producirá y los plazos de entrega que se manejan”.

En la actualidad, Sinergium es un laboratorio que no vende productos al público. El laboratorio lleva adelante la producción de vacunas antigripales que luego distribuye el Ministerio de Salud de la Nación. También produce con marca blanca para los laboratorios Pfizer y MSD, las vacunas de neumococo y HPV.

Las dos reuniones fueron de manera virtual entre la ministra de Salud Carla Vizzotti, la asesora del presidente en materia sanitaria, Cecilia Nicolini y el embajador chino en Argentina, Zou Xiaoli; su par argentino en China, Sabino Vaca Narvaja; directivos de Sinopharm tanto de China como Argentina, y representantes de Sinergium Biotech.

Cuello de botella

La devastación sanitaria de India también impactó de manera directa -aunque no parezca- en la cuestión del acceso a las inoculaciones contra el coronavirus en el país. Siendo India el gran hub biotecnológico del mundo es uno de los encargados estratégicos de asegurar que la provisión de vacunas en escala esté disponible. Ya sea a través de mecanismos como COVAX o de los contratos de adquisición.

Según el Monitor Público de Vacunación – registro online del Ministerio de Salud que muestra en tiempo real el operativo de inmunización en todo el país – los números que marcan el funcionamiento del Sistema Nacional de Vacunación son magros y avanzan enlentecidos: las cifras de las vacunas disponibles en el país certifican el problema: se pensó en disponer aproximadamente de 56 millones de vacunas que figuran en los contratos firmados, y hasta hoy solo arribaron 11,6 millones de dosis.

Peor escenario argentino: temperaturas bajas y si no se accederá a más de 10 millones de dosis de vacunas, sin política de testeos y rastreos de contactos estrechos, volveríám a aumentar los casos de COVID-19. (REUTERS/Stringer NO RESALES. NO ARCHIVES.)
Peor escenario argentino: temperaturas bajas y si no se accederá a más de 10 millones de dosis de vacunas, sin política de testeos y rastreos de contactos estrechos, volveríám a aumentar los casos de COVID-19. (REUTERS/Stringer NO RESALES. NO ARCHIVES.) (STRINGER/)

En la Argentina se aplicaron 8,3 millones de dosis, y de esas inoculaciones más de 1 millón de personas recibieron las dos, es decir el 2,42 % de la población. Quiere decir que aún existen 24 millones de personas sin vacunar en el país, en su mayoría son los mayores de 20 años que aún no han recibido ni una dosis.

Tres modelos made in argentina

Repasemos el primero de tres proyectos bajo la modalidad de transferencia tecnológica para la producción de vacunas: en este caso, el principio activo de la vacuna sale desde Argentina hacia México, es el de AstraZeneca-mAbxcience (Grupo Insud). Esta vacuna para la Argentina y la región tiene una cadena de fabricantes de tres patas: Oxford- AstraZeneca (hallazgo y desarrollo original), mAbxience (Grupo Insud, produjo el principio activo desde la Argentina) y el laboratorio mexicano Liomont para el fraccionamiento, envasado y terminación de las dosis y claramente el eslabón que registra más retrasos actualmente.

Infobae accedió al contrato original que firmó el Estado argentino y el laboratorio anglosueco por las 22.4 millones de dosis adquiridas en 2020 y previstas para arribar al país en el primer semestre de 2021. Hasta hoy no llegó ninguna.

Por esta operación -22.429.842 millones de dosis totales- Argentina pagó anticipadamente 92 millones de dólares, aunque todavía el país no recibió ninguna vacuna de este contrato. Hasta hoy se sucedieron un sin fin de traspiés: ajustes científicos en la Fase III del ensayo clínico de Oxford-AstraZeneca; problemas en el envasado y distribución desde México hacia la Argentina, entre otros, que hicieron que aún no haya llegado ningina dosis .

El segundo es del Instituto Gamaleya-Federación Rusa con Laboratorios Richmond, y cuya transferencia tecnológica en la primera etapa vendrá al revés: desde Rusia y en la segunda etapa se producirá la totalidad de la vacuna Sputnik V en la Argentina.

Sputnik V.I.D.A. será el nombre que tendrán las dosis que fabricará en la Argentina el Laboratorio Richmond, en su planta de Pilar, tras el acuerdo firmado con el Instituto Científico Gamaleya.

Vizzotti Figueras nicolini
(De izq. a der.) Cecilia Nicolini, asesora del Gobierno, la ministra Carla Vizzotti y el propietario y director del laboratorio Richmond. Vizzotti agradeció “especialmente” el envío de los últimos dos millones de dosis “para poder completar esquemas iniciados”, y la importancia de seguir contando con vacunas desde China mientras se avanza en el proyecto de producción local.

En diálogo con Infobae, Marcelo Figueiras, el proyecto de la producción local de la vacuna Sputnik V.I.D.A. será en dos etapas. En la primera, que es la actual y la que ya comenzó hace dos meses, el principio activo de la vacuna es importado desde Moscú. Y en la Argentina se realiza la formulación, el filtrado y el envasado final. “En función de la pandemia que se va agravando, quisimos acelerar los tiempos y logramos obtener una transferencia de tecnología de la parte final del proceso de la vacuna Sputnik V, junto al control de calidad ”, explicó el empresario pharma. En una segunda etapa, la Argentina tendrá todo el ciclo de fabricación de la vacuna rusa a partir de la construcción de una nueva planta de Richmond en Garín, PBA.

“En mayo 2021 vamos recibir el principio activo desde Rusia, que nos posibilitará iniciar la producción local de la vacuna con 1 millón de dosis mensuales. Y esperamos que a fin de junio podamos llegar a 5 millones mensuales, que es la capacidad de nuestra planta”, afirmó el empresario.

Y el tercer proyecto, es la alianza entre Sinergium y el laboratorio chino Sinopharm para hacer en suelo argentino la vacuna descubierta en Beijing. Hace pocas horas fue el propio embajador de China en el país, Zou Xiaoli quien confirmó las noticias y las reuniones entre las partes de esta semana con el Gobierno en Casa Rosada.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial Cecilia Nicolini, mantuvieron dos encuentros virtuales esta mañana con autoridades y empresarios de China y de Israel para dar inicio formal a las conversaciones sobre la posible participación argentina en la fase de investigación y en la cadena de producción de la vacuna contra la COVID-19, además de intercambiar experiencias sobre la campaña de vacunación y la gestión de la pandemia.

Vizzotti destacó “la buena voluntad” de ambos gobiernos y de los socios del sector privado, y puso en valor la “relevancia estratégica” que tiene para nuestro país “la posibilidad de colaborar y ser parte de la investigación y la cadena de producción de vacunas que se utilicen en Argentina e incluso en Latinoamérica en el mediano y largo plazo”.

Alberto Fernández Ezeiza vacunas Sinopharm
El presidente Alberto Fernández recibió personalmente esta semana el último cargamento de 1 millón de vacunas Sinopharm a Ezeiza, por ahora.

Vizzotti agradeció en la reunión al embajador chino, el envío de los últimos dos millones de dosis “para poder completar esquemas iniciados”, y la importancia de seguir contando con vacunas desde China mientras se avanza en el proyecto de producción local.

Las vacunas no siempre generan escenarios de consensos entre los expertos: contar con acceso rápido a vacunas antes del próximo invierno, con 15 millones de dosis en mayo, y llevar a cabo una política de rastreo, testeos y aislamiento de las personas que se han infectado será una buena estrategia para cortar con la cadena de contagios.

Más vacunas

Consultado por Infobae, fuentes vinculadas al laboratorio Sinergium explicaron que, “la vacuna se podría hacer en la Argentina, pero aún no se ha recibido ninguna información técnica, ni transferencia tecnológica alguna. Sólo fueron dos reuniones. Lo único firme es que Sinergium ya terminó la producción de la vacuna de gripe para este año y habría capacidad disponible en la planta de Garín”.

Sinergium fabrica anualmente más de 15 millones de vacunas contra la gripe (con transferencia de tecnología de Novartis), fabrica actualmente para Pfizer la vacuna del Neumococo (8 millones) y para Merck la vacuna del papiloma humano (HPV) (por 5 milllones de dosis).

La planta tiene 10 años y es una de las más modernas de América Latina. Requirió una inversión de USD 50 millones de dólares. Hoy permite que la Argentina compre la vacuna contra la gripe en pesos localmente al valor que estipula la OPS

Sinergium
Es la planta de Sinergium Biotech en la Argentina, una compañía biofarmacéutica argentina especializada en la investigación, el desarrollo, la producción y la comercialización de vacunas y productos biofarmacéuticos de alta complejidad

Durante la pandemia de influenza A (H1N1) se hizo evidente la necesidad de contar en Argentina con una planta de producción local de vacunas. En el año 2010 y en alianza con la compañía suiza Novartis , se inicia el proceso de transferencia de tecnología para la producción local de vacunas antigripales en el país. En julio de 2015 bioCSL (compañía del grupo australiano CSL) y la división de vacunas antigripales de Novartis se unieron para crear Seqirus , la segunda compañía más importante del mundo para la producción de esta vacuna.

A este acuerdo le siguieron alianzas con las compañías norteamericanas: Pfizer, para la producción de la vacuna neumocócica conjugada, y MSD (Merck, Sharp & Dohme, subsidiaria Argentina de Merck & Co) para la producción de la vacuna tetravalente contra el VPH. A su vez para la producción de anticuerpos monoclonales, Sinergium Biotech se suma al Laboratorio Elea, Chemo (con su compañía biotecnológica mAbxience ) y PharmADN quienes conforman un consorcio público-privado junto al Instituto Roffo (UBA), la Universidad de Quilmes y el MinCyT

Desde China

El embajador de China en el país, Zou Xiaoli, aseguró que “se alcanzaron acuerdos para la producción de las vacunas de Sinopharm en la Argentina”. “Las farmacéuticas de ambos países realizarán inmediatamente las consultas para arrancar la producción lo antes posible”, completó el mensaje de la Embajada de China en las redes sociales.

Vizzotti destacó la “relevancia estratégica” que tiene para el país “la posibilidad de colaborar y ser parte de la investigación y la cadena de producción de vacunas que se utilicen en Argentina e incluso en Latinoamérica en el mediano y largo plazo”. Uno de los argumentos que entusiasman al Gobierno para darle celeridad al proyecto es que el Grupo Insud ya fabrica la vacuna antigripal. Esto hace que cuente con todas las homologaciones correspondientes.

Con este escenario, se llevaría a cabo una importante inversión para reconvertir una de las plantas de Sinergium y se espera que con las mejoras y con el envío del antígeno desde China, se puedan fabricar cerca de un millón de dosis semanales.

Vacuna inactivada

La vacuna Sinopharm, de origen chino demostró meses atrás una efectividad del 86% contra COVID-19. También presenta una tasa del 99% de seroconversión de anticuerpos neutralizantes y 100% de efectividad en la prevención de casos moderados y severos de la enfermedad, según rezan algunos estudios científicos.

La vacuna SARS COV-2 fue desarrollada por el laboratorio Sinopharm en colaboración con el Laboratorio Beijing Institute of Biological Products de China. Se trata de una vacuna “inactivada”, lo que significa que porta una versión del virus alterado genéticamente -lo que le impide reproducirse y desarrollar la enfermedad- pero que genera una “respuesta inmune en el organismo con capacidad protectora”. Contiene una versión muerta del germen que no produce enfermedad pero genera anticuerpos y que ya se utiliza en varias vacunas como las de la gripe, hepatitis A, polio y la rabia.

REUTERS/Phil Noble/File Photo
REUTERS/Phil Noble/File Photo (Phil Noble/)

Para el presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), Omar Sued (M.N. 91.262), “es la forma más tradicional de hacer vacunas históricas. Tiene la ventaja de que la conservación de esta vacuna es mucho más fácil porque es de 2 a 8 grados”. “Para nuestro país, la llegada de una nueva vacuna es una muy buena noticia. Esto es posible gracias a que Argentina está participando de esta investigación; si no, sería muchísimo más difícil, enfatizó Sued.

La vacuna requiere de dos dosis que se han de aplicar con al menos 21 días de diferencia, y puede transportarse y almacenarse a entre 2 ºC y 8 °C . Los ensayos clínicos de Fase I y II, publicados en la revista médica The Lancet, demostraron que esta vacuna es segura y eficaz. Los ensayos de Fase III también se realizaron en la Argentina por la Fundación Huésped en los centros Vacunar, con la participación de 3.000 voluntarios, pero aún resta su publicación en revistas científicas.

SEGUIR LEYENDO

Sólo el 1,92% de la población recibió las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus en Argentina

Marcelo Figueiras con Infobae: “La vacuna Sputnik-V.I.D.A, además de ayudar a terminar con la pandemia, mostrará al mundo que Argentina tiene futuro”

Las vacunas COVID-19 de China se están globalizando, pero por qué aún están en duda

Qué puede pasar con la pandemia en la Argentina antes de julio: expertos vislumbran los posibles escenarios

Nuevo reclamo desde la ciencia para que Brasil y Rusia resuelvan las objeciones en torno a la seguridad de la Sputnik V

Qué dice el contrato entre el Gobierno y el laboratorio AstraZeneca que investiga la justicia

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Los laberintos de las vacunas contra el COVID-19 en la Argentina: avanza el acuerdo entre la local Sinergium y el Gobierno para fabricar la vacuna Sinopharm

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.