Los países que inspiran la nueva política migratoria de Trump - El Portal de Salta

Los países que inspiran la nueva política migratoria de Trump

Donald Trump apunta a captar inmigrantes altamente capacitados, siguiendo modelos exitosos del mundo. Foto: AFP.Durante la presentación de su propuesta de nueva política migratoria, Donald Trump señaló que su plan implica una «drástica modernización del régimen migratorio, para que el sistema sea justo, transparente y promueva la equidad y la igualdad de oportunidades para todos».Decidido a lograr su reelección en los comicios presidenciales de 2020, el actual inquilino de la Casa Blanca busca machacar al electorado republicano con uno de sus caballitos de batalla de la campaña de 2016. Recordó que, con el actual modelo, el 66 % de los inmigrantes que ingresan legalmente al país lo hacen sobre la base de «criterios azarosos», como tener un familiar residente en el país, en tanto que otro 21 % lo hace gracias a un sorteo –la denominada «lotería de la Green Card»– o a «razones humanitarias».»Solo el 12 por ciento de los inmigrantes legales es seleccionado en base a sus habilidades o a sus méritos», lamentó Trump, quien comparó la situación con la de «países como Canadá, Australia o Nueva Zelanda, donde ese número se acerca al 60 o incluso al 70 o 75 por ciento».En EE. UU. solo el 12 por ciento de los inmigrantes legales es seleccionado en base a sus habilidades o méritos.Veamos cuáles son los modelos de política migratoria de los tres países que el mandatario estadounidense cita como modelos para su política, que aún deberá pasar por la revisión del Capitolio y difícilmente se convierta en ley antes de las próximas elecciones.CANADÁEn 1967, el Parlamento canadiense aprobó el denominado «sistema de puntos», que con sucesivas modificaciones se mantiene vigente hasta el día de hoy. El régimen considera las habilidades y destrezas requeridas del aspirante y su capacidad para incorporarse al mercado laboral del país. La evaluación del candidato a emigrar considera, por un lado, su formación académica, su manejo de la lengua inglesa y francesa –idiomas oficiales en el país–, su edad –se privilegia la franja etaria entre los 18 y los 35 años–, su experiencia laboral en Canadá y en el exterior y la eventual concertación previa de una oferta de empleo, siempre que el empleador demuestre que la potencial contratación de un trabajador extranjero tendrá un efecto neutral o positivo en el mercado laboral local.Canadá es un país pionero en el sistema de puntos para la admisión de inmigrantes. Foto: AFP.Para ser seleccionado, el candidato debe acumular un mínimo de 67 puntos (sobre 100). Actualmente, según informa el Servicio de Inmigración canadiense en su página web (www.immigration.ca), el régimen de residencia permanente para trabajadores calificados incluye 347 ocupaciones. En base a la evaluación de su solicitud, una vez que el eventual postulante recibe la invitación formal del gobierno canadiense, cuenta con 90 días para completar el proceso.La legislación migratoria canadiense también contempla el otorgamiento de visa de trabajo temporario. El procedimiento no es tan sencillo. Para que el gobierno autorice a la contratación de un extranjero en un determinado sector, debe de existir escasez de trabajadores en ese rubro y también tiene que demostrarse que el empleador previamente ha hecho esfuerzos por contratar a un trabajador local y no ha tenido éxito. El sueldo que se ofrezca tiene que ser acorde con lo que normalmente se paga en Canadá para realizar esa misma actividad.Para contratar a un extranjero en forma temporaria, una empresa canadiense debe demostrar que antes ha hecho esfuerzos por contratar a un trabajador local.AUSTRALIAInstaurado en 1989, el régimen australiano incluye dos categorías: la de «migración calificada» y el «patrocinio del empleador». En el primer caso, que al igual que en Canadá, consiste en un sistema por puntos, se evalúan las habilidades y destrezas requeridas para que el aspirante a obtener la residencia permanente pueda incorporarse al mercado laboral del país. El solicitante debe tener entre 18 y 45 años, otorgándose un mayor puntaje al rango etario comprendido entre los 25 y los 32 años. Debe someterse una evaluación de habilidades profesionales y completar una planilla de «expresión de interés» en la página web del Departamento de Migración de Australia (immi.homeaffairs.gov.au). Cabe destacar que se otorga un puntaje adicional a quienes hayan estudiado en Australia durante al menos dos años y que cada uno de los estados del país elabora periódicamente una lista de profesiones y ocupaciones más demandadas y los requerimientos específicos para la nominación. En caso de ser aprobada, esta nominación adjudica un puntaje extra.Australia privilegia a inmigrantes con experiencia laboral con edades comprendidas entre 25 y 32 años. Foto: AFP.El segundo de estos canales es el patrocinio de trabajadores extranjeros por parte de compañías australianas o extranjeras que operen en el país. Este tipo de visa permite a las empresas contratar a profesionales especializados que cuenten con calificación y experiencia en sectores necesarios para el desarrollo del país. En este caso, no se trata de residencia permanente sino de una autorización para trabajar temporalmente en el país hasta un período máximo de cuatro año. La posición vacante que oferte la empresa deberá proporcionar un empleo de tiempo completo en Australia de por lo menos tres años y cumplir con el nivel de salario mínimo establecido en la legislación del país.En Australia es puede solicitar la residencia permanente en la categoría “migración calificada” y un empleador local puede patrocinar puestos de trabajo temporarios para extranjeros, que otorgan el derecho de permanencia de hasta un máximo de cuatro años en el país.NUEVA ZELANDAEn el caso neozelandés, la ley vigente data de 2009 y también utiliza el sistema de puntos para el otorgamiento de la residencia permanente a inmigrantes calificados. Al igual que en el caso australiano, el interesado debe completar un test y presentar la denominada «expresión de interés», siguiendo las instrucciones que se señalan en la página web del Departamento de Inmigración (www.immigration.govt.nz). En ese caso, la edad límite es de 56 años, con un mayor puntaje a los comprendidos entre los 20 y los 39 años y una escalada descendente hasta el máximo permitido de 55 años. Se debe cumplir con los requerimientos mínimos en materia de salud, conocimientos del idioma inglés y no registrar antecedentes penales. Nueva Zelanda se ha convertido en un destino elegido por muchos jóvenes que buscan nuevas oportunidades. Foto: AFP.Tanto el gobierno de Australia como el de Nueva Zelanda también ofrecen las denominadas «Working Holiday Visas», para jóvenes que desean residir durante un año en alguno de estos dos países. En el caso australiano, los interesados deben tener entre 18 y 30 años, en tanto que en el caso neozelandés se extiende hasta los 35 años. En Australia, esta visa otorga la posibilidad de trabajar para un mismo empleador por un máximo de seis meses y estudiar durante cuatro meses. En Nueva Zelanda, esta iniciativa permite trabajar temporalmente o estudiar durante tres meses.Además de la residencia permanente, tanto Australia como Nueva Zelanda cuentan con el programa Working Holidays Visas, que permite combinar las vacaciones con el trabajo o el estudio durante un año.LEA MÁS:
De Trump a Bolsonaro: el fin de las democracias liberales
Cambios a la ley de inmigración en Estados Unidos afectarían a millones de personas

#NoticiasdeSalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Los países que inspiran la nueva política migratoria de Trump

A %d blogueros les gusta esto: