Pidieron incluir a las personas con discapacidad - El Portal de Salta

Pidieron incluir a las personas con discapacidad

Cerca de las 9.30 la plaza 9 de Julio se llenó colores, música y encuentros, con caras conocidas y otras que llegaron para saber de qué se trataba. Con la participación de varios centros educativos y de acompañamiento para las personas con discapacidad y los representantes de la Secretaría de Deportes y del Ministerio de Turismo, Cultura y Educación se realizó una muestra de los servicios y programas para personas con discapacidad. También hubo propuestas culturales y deportivas.Se sumó Irma Argañaraz, de la Fundación Colibrí, que cumple 25 años de trabajo junto a personas con síndrome de Down. "Luego de una tarea de años se logró avanzar sobre los derechos de las personas con discapacidad. En la actualidad hay legislación vigente que habla del derecho al trabajo y a la salud", expresó Argañaraz.Entre los participantes de la muestra estuvieron los chicos de Colibrí que presentaron un baile folclórico, además de una potente batucada.Durante la transmisión en directo que realizó El Tribuno, los chicos de Colibrí contaron que además de practicar y bailar juntos, los viernes se juntan para comer pizza y organizar salidas.Entre los presentes estuvo Verónica Di Lella, referente del programa de Abordaje Social, que recordó que la convocatoria fue para todas las organizaciones sociales de la ciudad para que participan de una muestra de sus servicios."La idea es concientizar y poder visibilizar los problemas de la discapacidad", expresó Verónica Di Lella.El Parque Del Bicentenario también se sumó con un stand de "eco-canje" y la atención de dos personas incluidas, que en la actualidad están cargo del vivero, de donde salen las plantas que se pueden comprar con los denominados cospeles ecológicos que se pueden canjear por material reciclable.En 1992 la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 3 de diciembre como Día Internacional de las Personas con Discapacidad para fomentar una mayor integración e inclusión en la sociedad.En el caso de Argentina, en octubre del año 2000 se declaró al 3 de diciembre Día Nacional de las Personas con Discapacidad (ley 25346), a fin de promover conductas responsables y solidarias con respecto a los derechos de todas las personas con discapacidad.Evelín, en una etapa cumplidaRosa Gudiño es la madre de Evelín Aveldaño, una joven de 20 con síndrome de Down que la semana pasada terminó su paso por el secundario. Emocionada, Evelín ya prepara la cena de egresados junto a sus compañeros de la escuela Sargento Cabral de 5to. Primera. Está segura de que su vestido será largo y de gala, con un cinturón de piedras pero al color prefirió dejarlo en secreto para que no se pierda el encanto. No trabaja pero planea seguir estudiando y la elección de la carrera está marcada por sus experiencias. Quiere ser maestra. Dos de sus hermanas ya son docentes y dos de sus mejores amigas y acompañantes en esta etapa en el secundario quieren estudiar para ser maestras especiales. Rosa no duda en asegurarle que cuenta con su apoyo. En un repaso de los años de Evelín por la escuela, recuerda que comenzó con estimulación temprana en La Estrella, hasta los 5 años. Después siguió en un preescolar y, a los 5 años, esta mamá se enteró de cómo trabajaba la Fundación Colibrí. A esta institución recurrió para que su hija logre tener el acompañamiento necesario para ser incluida en la escuela.“Así fue. Estudió la primaria en la escuela Ejército Argentino, cerca de la casa. Le dimos mucha confianza y, si bien repitió algunos grados, afianzó lo estudiado y pudo pasar al secundario”, recuerda la mujer, sin darse cuenta de que relató los 15 años de su hija en la escuela, como si todo hubiera pasado ayer. Entre los malos recuerdos de aquellos años, Rosa guarda las palabras que escuchó de algunos padres de los compañeritos de su hija, que a la salida decían: “No te juntes con esa nena”. “Como si el síndrome de Down se contagiara. Evelín no fue discriminada por los compañeritos, sino por los padres”, agregó Rosa.  Con el paso de los años Evelín fue aprendiendo a ser más independiente. Si bien por la mañana su mamá la acompaña a la escuela, cuando los profesores faltan y debe volver más temprano, recorre a pie el camino hasta su casa. “Lleva su llave y cuando llega a casa nos llama para avisar, porque yo trabajo mientras ella está en la escuela. Además, todos los vecinos la conocen”, relató Rosa entre risas. El 2020 será todo un desafío para Evelín, pero junto a Rosa ya están preparadas. “Quiero que siga estudiando, además a mi me sirvió para aprender un montón. No quiero parar”, confesó la mamá. Evelín, llena de entusiasmo, sigue con sus compromisos y esta semana prepara el gorro de egresados.     

#NoticiasdeSalta #elportaldesalta

Fuente: SALTA | http://www.eltribuno.info
Pidieron incluir a las personas con discapacidad

A %d blogueros les gusta esto: