Popeye también entrará en crisis

“Cuando hay una crisis, lo primero que uno deja de pagar es la cuota del club, porque hay otras prioridades”, expresó Gustavo Gómez al respecto de la problemática que disparó el coronavirus y que también afecta a los clubes deportivos, como a Popeye. 
“El problema no es hoy, el problema será de acá a 15 días o un mes. Claro que nadie piensa despedir a nadie, pero tampoco podemos pagar sueldos”, adelantó el dirigente. Popeye tiene 8 empleados en relación de dependencia, más unas 40 personas empleadas indirectamente en las distintas disciplinas, y el club, con las puertas cerradas, solo recibe por estos días mínimos aportes de sus socios y jugadores.
Popeye reúne a unos 500 deportitas y suele registrar un movimiento mínimo de 100 personas por día. Y durante la cuarentena, el club quedó a cargo de un responsable de mantenimiento.



Fuente: DEPORTES | http://www.eltribuno.info
Popeye también entrará en crisis

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.