Sacerdote denunció ola de robos en un centro comunitario de Tigre: lo asaltaron 11 veces en dos años - El Portal de Salta

Sacerdote denunció ola de robos en un centro comunitario de Tigre: lo asaltaron 11 veces en dos años

El centro comunitario Cáritas Divina Providencia se encuentra en la ruta 27 al 6300, en la ciudad de Rincón de MilbergEn el centro comunitario de Cáritas Divina Providencia, en la ciudad Rincón de Milberg del partido de Tigre, están hartos de los robos. Solo en los últimos dos años, ya son 11 las veces en dos años que una banda entra y los despoja de las pocas cosas que tienen para talleres y cursos que realizan a diario para las familias del barrio El Lucero.Los fieles que asisten a la parroquia y son vecinos de la zona también lo sufren sus propias casas y aseguran no sólo que la zona está liberada sino que además se trata de la misma banda siempre. “Todos los robos fueron del mismo estilo. Hacen mucho daño, destruyen rejas y puertas, y se llevan todo”, indicó a Infobae Agustina Espina, el cura que lidera el centro y está frustrado por tener que “arrancar de cero” tras cada robo.El domingo a la tarde fue el último, en el que se llevaron por lo menos tres computadoras, un horno eléctrico y hasta una pava eléctrica del salón situado en la ruta 27 al 6300 que también funciona como comedor. “Usaron una suerte de palos para hacer palanca y romper las rejas. Así pasaron sin problemas y pudieron hacer lo suyo”.”Lo que nos dicen los vecinos es que hay una bandita en el barrio que es la que nos roba a nosotros también. Nosotros estamos cansados porque hace dos años que nos roban, pero esto viene de muchos años”, indicó el párroco. “Es muy difícil que esto se pueda explicar sin connivencia con la policía y algún político de la zona”.Espina contó que él mismo fue hasta la comisaría para hacer las denuncias pero no se la quisieron tomar “con la excusa de que no llevaba fotos”. “Tuve que ponerme firme para que lo hicieran”, dijo.Por lo que saben, contó el cura, en la banda –que no supera las diez personas– hay menores que los usan para entrar y, si bien no están armados, sí andan con cuchillos.Espina recordó que el peor asalto fue cuando pusieron caseros. “Entraron y les robaron las cosas que tenían ellos, entre ellas un televisor. Así fue cómo capturaron a uno pero era mayor y en menos de 24 horas lo soltaron.  Ahí empezaron las amenazas y terminaron yéndose. Hasta las alarmas nos rompieron”.”Dinero ahí no tenemos. Muchas veces se llevaron hasta la ropa que tenemos para darle a la gente. Todo es fruto de donaciones y de voluntariado de la gente”, explicó. Para él y los vecinos, el principal problema son las adicciones y la venta de droga. “Esta gente roba para poder consumir, sabemos que hay venta y la gente del barrio conoce lo que pasa”.”La policía dice que hace lo que puede pero si hubiera voluntad esto se podría controlar mejor”, indicó. “Es impotencia, es agotamiento, es cansancio, es frustración. Hablamos con el municipio, con la policía provincial y municipal y no tenemos respuestas, se acusan unos a otros entre ellos”.Si bien el sacerdote aclara que el barrio “no es un barrio de mucha necesidad”, en el centro se realizan talleres, hay apoyo escolar y también un ropero solidario para aproximadamente 40 familias de la zona que lo necesitan. “Lo que necesitamos es que la distintas fuerzas que tienen que garantizarnos la seguridad lo hagan”, suplicó. “No puede ser que para vivir seguros la gente tenga que estar adentro de un barrio cerrado. Los que no vivimos en un barrio cerrado también tenemos derecho a tener seguridad”.SEGUÍ LEYENDO:”Nos robaron el arco, 100 pibes sin fútbol”: la conmovedora historia detrás del cartel en un club de González Catán

#lasnoticiasdesalta #notidesalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Sacerdote denunció ola de robos en un centro comunitario de Tigre: lo asaltaron 11 veces en dos años

A %d blogueros les gusta esto: