Sáenz dijo que había un "velo" de mentira por las muertes de niños en el norte

«Tuvimos que mostrar la realidad para poder enfrentarla», dijo el gobernador Gustavo Sáenz apenas arrancó su discurso en una reunión ampliada de gabinete, ayer en Tartagal. Fue hasta allí en medio de una grave crisis social y alimentaria de la que ya se hizo eco el país, por el fallecimiento de seis niños por desnutrición.

«Empezamos a correr el velo de la mentira y a mostrar la realidad. Lamentablemente, y con dolor tenemos que decirlo, muchos niños se murieron en todos estos años», enfatizó el mandatario. «No puedo concebir que los chicos se mueran de hambre, que no tengan agua, no podemos seguir viviendo así», enfatizó.

Luego se refirió a la situación del nosocomio Juan Domingo Perón, de esa localidad norteña. «Con mucha tristeza vi que no había agua en el hospital, faltaban médicos, no tienen ambulancia. Pero mucho más tristeza sentí cuando me fui a lo de Joaquín, el mecánico, y vi seis ambulancias tiradas desde hace más de seis años, eso cuando hay gente que se muere porque no puede ser traslada ¿cómo llegamos a eso?», cuestionó el gobernador Sáenz. Dijo que se comprometió a «cambiar la historia» del hospital desde el mes que viene.

«La Batalla de Salta que en pocos días vamos a recordar la vamos a librar en esta oportunidad desde el norte de la provincia», expresó el mandatario. La reunión de gabinete se realizó en las instalaciones del Regimiento 28 de Infantería, con asiento en Tartagal. También participó el vicegobernador Antonio Marocco, ministros, secretarios de Estados, legisladores e intendentes del norte.

La idea al realizar esta reunión en Tartagal -precisó Sáenz- «es para que los ministros puedan contarles lo que estamos haciendo en la zona a través de cada uno de los ministerios, cómo se está trabajando en forma conjunta con el Gobierno nacional».

Mañana volverá a la provincia el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo. Tras los planteos que los legisladores e intendentes le hicieron a los funcionarios provinciales, el Gobierno buscará soluciones, aseguraron.

«La idea no es solo declarar la emergencia sociosanitaria, sino estar en el territorio, recorrer, conocer y por sobre todas las cosas escuchar», precisó Sáenz. El gobernador también se reunió con representantes de las comunidades originarias y de organizaciones de desocupados. «No será fácil, pero si le ponemos ganas, compromiso y convicción vamos a salir adelante», expresó el mandatario, quien agradeció especialmente al apoyo al Ejército por el apoyo desde el inicio de la crisis sociosanitaria, en particular el Regimiento 28.

Mientras Sáenz; el intendente de Tartagal, Mario Mimessi, y otros funcionarios recorrían el hospital Juan Domingo Perón, el ministro de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia, Ricardo Villada, explicó las acciones que se encaran en cada uno de los municipios de los departamentos Orán, San Martín y Rivadavia, lugares declarados en emergencia sociosanitaria.

El funcionario hizo referencia a la falta de agua y alimentos y a los problemas de acceso a la salud. «Esos son los tres ejes de trabajo junto a la emergencia que se planteó por las lluvias. En ese marco pretendemos cumplir con una agenda que permita evaluar cada una de las acciones, porque lo que menos queremos es quedarnos detrás de los escritorios en Salta. Por eso el gobernador vino para saber si todo lo que estamos haciendo llega realmente a la gente de una manera efectiva», agregó.

En referencia al estado de la ruta nacional 34, que amenaza con dejar prácticamente incomunicado al norte por un peligroso socavón que las aguas que bajan de la Quebrada de Galarza produjeron a la altura de Coronel Cornejo, Villada sostuvo que los trabajos se están coordinando entre Vialidad provincial y Vialidad de la Nación, «para que el tránsito pueda ser por el momento al menos reducido pero avanzar en la solución definitiva».

«Este año vamos a perforar por lo menos 15 pozos, se va a restablecer el funcionamiento de otros que tenían problemas», dijo ante los planteos por la falta de agua.

Al ser consultado sobre la información que tiene la actual administración sobre el Fondo de Reparación Histórica (FRH), encarado por el gobierno anterior, justamente para paliar las diferencias en los tres departamentos del norte provincial, Villa consideró: «No es nuestra función como Poder Ejecutivo indagar en ese tipo de cuestiones. Pero hablé del tema con los diputados y los senadores».

«Cuando se lanzó el FRH se creó una comisión de seguimiento; a su vez la Legislatura tiene la misión de aprobar las cuentas del gobierno. De todos modos me puse a disposición de los legisladores para poder brindarles toda la información que necesiten, pero no nos compete a nosotros hacer evaluaciones, ya que para eso están la Auditoría, Diputados y la Justicia», manifestó.

 



Fuente: SALTA | http://www.eltribuno.info
Sáenz dijo que había un «velo» de mentira por las muertes de niños en el norte

También te puede interesar