Son hinchas de River y de Boca y se van a casar el día de la primera Superfinal: deseos, miedos y sueños de los novios - El Portal de Salta

Son hinchas de River y de Boca y se van a casar el día de la primera Superfinal: deseos, miedos y sueños de los novios

Denize y Matías se casarán el día de la primera SuperfinalDenize nació en Curitiba, Brasil. Cuando llegó por primera vez al país, el 11 de enero de 1997, el taxista que la llevó del aeropuerto de Ezeiza al barrio de Devoto le preguntó de qué equipo argentino era. Tenía quince años y odiaba a un futbolista. “¿En qué equipo juega Maradona?”, le preguntó. “En Boca”, respondió el taxista. “Entonces soy de River”, le informó. 21 años después de decretar jurisprudencia en su identidad futbolera, Denize se casará con Matías, bostero fanático. Lo hará a la noche del sábado, dos horas después de que termine la primera Superfinal de Copa Libertadores.El Registro Civil de la Ciudad de Buenos Aires ubicado en la calle Uruguay albergará una gala histórica. Celebrará bodas el sábado a las 21 horas en un suceso atravesado por un fenómeno cultural ambiguo: la convivencia de La Noche de los Museos y el partido de ida por la final de la Copa Libertadores en La Bombonera. En el medio, casamientos. El hecho quedó signado por otra coincidencia: las cuatro parejas que darán el sí son hinchas de River y Boca.Claudio, de Boca, y Verónica, de River. Otra de las parejas que dará el sí el sábadoLas ceremonias serán extraordinarias. Es la primera vez en la historia que el Registro Civil abrirá sus puertas un sábado por la noche: continúa la iniciativa que comenzó el año pasado con la coronación de tres bodas realizadas por la tarde.La Bombonera queda a 4,5 kilómetros de distancia de Uruguay 753, la sede del Registro Civil Central. A las ocho se casarán Hernán de Boca y Gilda de River. A las nueve y media, se comprometerán Ramón y Raynor, dos hinchas de Boca. Una hora antes será el turno de Claudio y Verónica. Él, bostero. Ella, gallina: juró que no lo va a mirar porque no quiere estresarse más de lo que ya está, se lamentó que el partido no se haya pasado al domingo y discriminó los estándares de alegría de cada suceso: “Si gana Boca, mi testigo ya me avisó que se va a quedar festejando. Mis cuñados también se van a poner tristes, pero si gana River voy a tener una sonrisa mucho más grande de la que tendré. Estoy celebrando mi matrimonio, la verdad que el partido me importa menos”.Andan de un lado para el otro, colmados de emoción. Claudio soporta las tensiones de sus amigos que coordinan en los grupos de Whatsapp cómo asimilar el resultado del partido en un ambiente ajeno a la tertulia futbolera. No tuvo tiempo de ponerse nervioso por el primer River-Boca de Copa Libertadores. Dolores, su hija de seis años que vive en Salta no podrá asistir a su casamiento. La desazón la cura con la presencia del hijo que comparte con Verónica, Stephanos de dos años, y con la empatía que cosechó con Luzmila de nueve años, la hija de su pareja.Durante la Noche de los Museos, el Registro Civil expone su patrimonio histórico: documentos únicos disponibles para que el público descubra actas de nacimiento, bautismo y defunción de los personajes más trascendentes de la historia nacional (Adrián Escandar)El “sí, quiero” y el paisaje final pintado por el blanco del arroz y el rojo de la libreta decretarán el cierre de la ceremonia. Claudio y Verónica irán a celebrar la unión a un restaurante. Será el turno de Denize y Matías, la brasileña gallina y el argentino xeneize. “En relación al casamiento en sí estamos muy contentos, exultantes. Todo está saliendo redondo. Pero siendo de River y él de Boca, tengo miedo de lo que pueda llegar a ser. Él me dijo que si pierde Boca no sabe si llega al Registro Civil. Pero mis suegros ya me aseguraron que lo van a llevar sí o sí”, avisó. Ambos respetarán la tradición: él lo verá con su familia y ella con su mamá. “No lo vamos a ver juntos porque no vemos juntos ningún partido. Me dice que le traigo mala suerte”, explicó.El deseo de Denize es que el partido de ida de la final de la Copa Libertadores no interceda mucho en el ánimo popular: “Por mí que termine 0 a 0, 1 a 1, ó 2 a 2. No importa cómo pero que no haya un ganador. Es lo único que quiero”. El de Verónica se posa en la celebración: “Mientras sea en un marco de paz y que no haya violencia. Tiene que ser una fiesta, una fiesta por duplicado”.Seguí leyendo:El detrás de escena del video que se hizo viral: casamiento vs. la Superfinal Boca RiverLa decisión de la Conmebol para “ayudar” a River y Boca en la Superfinal de la Copa LibertadoresCasarse entre museos: tres emotivas historias de parejas que dieron el “sí” en una noche especial

#lasnoticiasdesalta #notidesalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Son hinchas de River y de Boca y se van a casar el día de la primera Superfinal: deseos, miedos y sueños de los novios

A %d blogueros les gusta esto: