Tiene 8 años, le diagnosticaron Asperger y le negaron la entrada a un restaurante por estar con su perro guía - El Portal de Salta

Tiene 8 años, le diagnosticaron Asperger y le negaron la entrada a un restaurante por estar con su perro guía

Benjamín y Zeus, su perro labrador de asistenciaLa inmensidad de los dinosaurios hipnotiza a Benjamín, que tiene 8 años y cursa tercer grado en un colegio de Mercedes, provincia de Buenos Aires. Cuando tenía 4 años le diagnosticaron Síndrome de Asperger, un trastorno del espectro autista por el que muchas veces actividades como ir al cine, salir a tomar un helado o comer en un restaurante pueden resultarle un desafío.Es por eso que desde mayo de este año, a la familia de Benjamín -que está integrada por su mamá, Fernanda Lara; su papá, Gustavo Annovelli, y su hermano mayor, Valentín- se le sumó un nuevo integrante, Zeus, un perro labrador de asistencia terapeútica que ayuda al pequeño a contactarse con el mundo exterior.”A Benja le cuesta mucho salir de casa, va al colegio y tiene sus terapias complementarias. Pero hacer un paseo a veces se convierte en una odisea”, relató a Infobae Fernanda Lara. Con la llegada del perro guía al hogar, el panorama cambió de manera favorable. Tanto que en los últimos días la familia decidió emprender un viaje a Mar del Plata, sin sospechar que la presencia de Zeus  sería un impedimento para disfrutar de una comida familiar en un clásico restaurante de esa ciudad.La familia junto a Zeus, el perro de asistencia entrenado por BocalanCONEXIÓN ESPECIALLa llegada del labrador a la vida de Benjamín cambió rotundamente sus días. “Tuvieron una conexión especial desde el primer día, comparten actividades, su llegada hasta influyó en su rutina de sueño y pueden dormir juntos. De esta manera empezamos con paseo, en nuestra ciudad, a ir a lugares que no íbamos o era muy difícil hacerlo: cine, restaurant, confitería, o simplemente salir a caminar”, detalló Fernanda.Entusiasmados con la evolución del niño, los Annovelli emprendieron un escapada a la Costa Atlántica la semana pasada.”Cuando pensamos que estábamos preparados para un poco más, planeamos un viaje a Mar del Plata con mucha ilusión”, afirmó la mamá de Benjamín. Una vez que llegaron a la ciudad decidieron ir a comer al clásico restaurante Manolo. Pero al llegar al local gastronómico le prohibieron la entrada al labrador. “Pedimos una mesa para ocho y la moza nos indicó que necesitaba llamar al encargado para autorizar la entrada. Traté de explicarles que no era una simple mascota, que venía como acompañante terapéutico. Zeus está entrenado por Bocalán (N. de la R. una fundación que fomenta la inclusión e integración de personas con discapacidad a través de la interacción con animales) para comportarse. No ladra, no se mueve, no molesta. Tengo el carnet con su identificación y sus vacunas al día”, recordó la mamá angustiada.Tras el intento frustrado, la mujer pidió hablar con el gerente del local y exigió el cumplimiento de la normativa. “La ley nacional 26.858 asegura el derecho al acceso, deambulación y permanencia a lugares públicos y privados, de toda persona con discapacidad acompañada por su perro guía o de asistencia”, señaló.A pesar de eso desde el local insistieron con la prohibición de la entrada.Infobae se contactó en reiteradas oportunidades con el restaurante con el fin de reconstruir lo trascurrido el sábado 3 de noviembre pero no obtuvo respuestas.Desde la llegada de Zeus a la vida de Benjamín y su familia, esta es la primera vez que enfrentan un hecho así.”Siempre que vamos a algún lugar público presentamos el documento y lo dejan pasar sin problemas. Para nosotros fue un hecho de discriminación”, explicó Fernanda.El descargo en la redesPor su parte, Margarita Ziade, psicomotricista y directora de Bocalan Argentina, afirmó: “Benjamín utiliza el perro como medio para tener la voluntad y la seguridad para vincularse con el exterior. Le otorga motivación. Es su compañero, un amigo que a él le da seguridad. Es ayuda técnica, como un bastón o una silla de ruedas que colabora en la necesidad cotidiana, para poder tolerar la alta estimulación que rodea el medioambiente. Gracias al perro puede tolerar y permanecer más tiempo afuera”.”Benjamín percibió todo lo que sucedió, estuvo inquieto y nervioso todo el día, casi no pudimos salir del hotel”, recordó la madre, quien sostiene que las estructuras son muy importantes para las personas con Síndrome de Asperger, a quienes cualquier cambio despierta cierta inestabilidad.En otro intento familiar de salida por la noche eligieron otro sitio y fueron recibidos con éxito.Ya de vuelta en Mercedes, la familia recibió un llamado por parte de Manolo ofreciendo sus disculpas por lo sucedido :”Es importante dar a conocer estas situaciones para que no sólo no se vuelvan a repetir, sino que la gente tenga conocimiento del cumplimiento de la ley”, concluyó la mamá de Benjamín.SEGUÍ LEYENDO:Perros guías: los héroes caninos que asisten a las personas con discapacidadAutismo: la madre de dos niños con TEA cuenta cómo es vivir con los prejuicios de los demás

#lasnoticiasdesalta #notidesalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Tiene 8 años, le diagnosticaron Asperger y le negaron la entrada a un restaurante por estar con su perro guía

A %d blogueros les gusta esto: