Tim Roth: "Las películas que haces por amor generalmente no pagan bien" - El Portal de Salta

Tim Roth: "Las películas que haces por amor generalmente no pagan bien"

Tom Roth en la “Semana de Cannes” en Buenos Aires (Nicolás Aboaf)Todos los años los festivales de cine se permiten revisitar algún clasico en medio de las óperas primas y las premieres mundiales de directores consolidados. La Semana de Cine del Festival de Cannes de este año no fue la excepción: además de los largometrajes de la selección oficial 2018 –Shoplifters, Capernaum, Dogman, Border, junto con Clímax del argentino Gaspar Noé, una película de la Quincena de Realizadores– llegó también el debut como director de Quentin Tarantino, Perros de la Calle, presentada Fuera de Competición en el Festival de Cannes de 1992. Proyectada durante el pasado Martes 11, no fue el único highlight de la jornada, que además contó con la presencia del actor británico Tim Roth, que presentó la película y charló sobre cine con el delegado general del festival Thierry Frémaux.Desde un primer momento Roth se mostró afable, dispuesto a detenerse para contestar algunas breves preguntas y posar para las fotos de rigor frente al ploteo del festival. Eventualmente empezó a contestar ”I’ve got to do the thing” a los periodistas y fotógrafos que le insistían por un momento más. Tenía la mejor predisposición, pero el tiempo era breve y ya era la hora del evento principal, así que todos lo seguimos hacia la sala para que pudiera comenzar la Masterclass.Tim Roth y Thierry Frémaux (Nicolás Aboaf)En rigor, la clase magistral fue más bien una charla relajada e informal entre Tim Roth y Thierry Frémaux, que ya se conocían de varios encuentros previos en Cannes. Tim Roth hizo una entrada triunfal al escenario con el tema Stuck in The Middle With You de Stealers Wheel, tema central de Perros de la Calle. Al tema musical se le sumó el aplauso de la sala llena. Tim Roth aprovechó este momento para jugar brevemente con el público, frenando y volviendo a pedir aplausos un par de veces.Es la primera vez que Tim Roth visita la Argentina, y la charla comienza con Frémaux mencionando la participación reciente del actor en el cine mexicano, como actor y productor. Después del Festival de Cannes del 2012, en el que Roth había participado como jurado, tuvo la oportunidad de colaborar con Michel Franco, director de Después de Lucía. “Siempre que voy a Cannes aprovecho para buscar trabajo”, explica Roth entre risas del público. “Me senté con Michel Franco después de que ganara un premio por su película y le pregunté qué haría después. Me contó acerca de un guión en el que terminé interpretando a uno de los personajes luego de hacer algunos cambios”.Para Roth los festivales son una oportunidad de conocer directores y toda clase de gente interesante. Sobre su rol de jurado, aprovecha para mencionar algunas reglas autoimpuestas para realizar el trabajo de la mejor manera posible. La primera es no leer absolutamente nada sobre las películas a visualizar. Ninguna crítica, nada de lo que se pueda leer en el programa o gacetillas de prensa. Se pueden saber dos cosas y nada más. Una, el idioma, para estar preparado en el caso de que la película tuviera subtítulos. La segunda, si es un director debutante. Para entrar al film como una experiencia completamente nueva.En “Metamorphosis” (1987), inspirada en el libro homónimo de Franz KafkaFrémaux señala que la integridad y legitimidad de los jurados es a su vez esencial para que los directores tengan una buena experiencia en los festivales, y destaca la labor de Roth en este aspecto. “El glamour del festival es una fachada. Apenas una pequeña parte, algo que tenemos que hacer para que el festival pueda seguir existiendo. Pero en realidad la mayor parte transcurre en jeans y remera. Trabajando, viendo películas. Y eso es lo divertido”.Tim Roth comienza entonces a contar un poco sobre su vida. Cuenta acerca de su padre, que nació en la pobreza en Brooklyn y luego viajó a Inglaterra, donde trabajó en fábricas y combatió en la segunda guerra mundial. Tim Roth creció en Inglaterra, pero reconoce una cierta herencia americana que hace que su origen “sea complicado”. Además vivió casi tanto tiempo en Estados Unidos como en Inglaterra, y encuentra en ambos países cosas criticables: Donald Trump y Brexit. Para Roth el problema está en “la codicia y el racismo”, lo que provoca una segunda ronda de aplausos de parte del público. De paso nos enteramos aquí de que Tim Roth podría haber tenido el apellido Smith, pero su padre cambió su apellido luego de la segunda guerra mundial. Los horrores de la guerra lo motivaron a cambiarse el apellido a Roth, por solidaridad con la población judía.En “Pulp Fiction”, también de TarantinoPara Frémaux, Roth formó parte de un momento muy particular de la sociedad inglesa, con directores como Stephen Frears o Mike Lean. En efecto, Tim Roth tuvo mucho reconocimiento de la crítica con el film The Hit, de 1984, dirigido por Frears y en el que compartió pantalla con John Hurt y Terence Stamp. El film fue editado por The Criterion Collection, un sello boutique de películas de culto y de autor, en 2009. Sobre sus comienzos, afirma: “Siempre quise estar en películas. Me parecían maravillosas. Y quería explorar esa manera diferente de actuar. En esa época me gustaba entrar en los estudios, simplemente cruzar las rejas y meterme. Pero no sabíamos cómo acercarnos en ese momento. Pero una vez que conseguí mi primer trabajo, no quise volver a hacer teatro”. Por supuesto, ver películas también era importante. La primera referencia que Roth hace a otro actor es con Ray Winstone, y la película Scum, de 1977. “Eso es lo que quiero hacer”, pensaba Roth en esa época luego de ver la película en salas cuatro veces.Después de su trabajo como el skinhead Trevor en el telefilm Made in Britain, tuvo la oportunidad de mantenerse siempre trabajando, ya sea en la industria británica, o una vez establecido en Estados Unidos.Su trabajo como actor en los ’80 llamó la atención de Tarantino y así terminaron colaborando en Perros de la Calle, que durante mucho tiempo podría haber terminado como un film de 30.000 dólares grabado en el garage de un amigo de Tarantino. La intervención de Harvey Keitel como productor asociado permitió que el film pasara a tener un millón de dólares de presupuesto, lo que permitió al equipo trabajar de forma más holgada. Tim Roth recuerda una conversación con Harvey Keitel en el set. “‘¿Que pensás?'”, pregunta Keitel, a lo que Tim Roth respondió “It’s fucking good!” (es jodidamente buena). Todos sabían que estaban haciendo algo especial, y lo hubieran hecho aún en la versión sin presupuesto. De todas formas, fue un rodaje pequeño y la película se hizo en 5 semanas. “Un tiempo bastante corto para una filmación”, recuerda Roth. “Me pregunto cómo hubiera sido la otra versión”.Frémaux continúa con algunas preguntas sobre la profesión del actor y como se eligen los trabajos. “Agarro trabajos por plata”, dice Roth entre risas del público. Recuerdo que en una entrevista con Ewen Bremner, otro character actor británico con papeles emblemáticos en el cine indie de los ’90s, también hablaba simplemente de la actuación como un trabajo.Tal vez es así para todos los actores de reparto alejados de las producciones AAA del hollywood más mainstream. Tim Roth cuenta entonces que elige algunos papeles para pagar las cuentas y mantener a sus hijos, y otros que lo llenan espiritualmente. Hace los primeros para poder hacer los otros. “Las películas que hacés por amor generalmente no pagan bien. Tengo hijos que mantener, así que hay películas que son para eso. Me gano el derecho de hacer las películas por amor con ellas. A veces no funcionan, a veces sí. Está bien. Son para ustedes, el público. Pero trato de acercarme a esas películas como lo hago en mi trabajo de jurado. Sin saber nada, sin leer las notas de mi agente. La historia debe sostenerse, eso es lo principal. El personaje es secundario. A veces la hago por la historia, a veces por el personaje. Es una aventura, es divertido”.Perros de la Calle no es la única película notable de Roth con un director debutante, otro de los puntos altos de su carrera es la película Cuestión de Sangre, de James Gray. Allí interpreta a un asesino de la mafia rusa establecido en Brooklyn. Tim Roth recuerda como  Gray soñaba con tener a Vanessa Redgrave en el cast. “‘¿Bueno, la llamaste?'”, recuerda Roth que le preguntó al director. “‘No'”.Para Roth es esencial al menos intentar con un llamado. “En el peor de los casos te dicen que no y a la mierda. Pero si te dicen que sí….”. Ese llamado es fundamental, “nunca vas a saber si no hacés la llamada”, remarca Roth.En una tangente, Tim Roth menciona que está trabajando en televisión, y Frémaux aprovecha para preguntarle por Lie To Me, una serie que fue pionera, en algún sentido, por tener un actor de cine como protagonista. “Hoy todo el mundo está desesperado por trabajar en tv”, señala Roth. “Pero en el momento en que salió esa serie, hacer televisión no era cool. Al menos en Estados Unidos. En Inglaterra si estaba bien. Pero mientras hacía la serie esa concepción cambió, esto fue antes de la era del streaming”.Del Q&A; también salieron algunas cuestiones interesantes. Me enteré que el único contacto con material argentino que tuvo Tim Roth fue en una obra donde interpretó a la madre de Eva Perón. “Realmente bizarra. Es mi única experiencia, espero ser educado”. Curiosamente, a un colega se le ocurrió preguntarle a Tim Roth si había visto Dunkirk de Christopher Nolan. No lo hizo, así que no pudo opinar, pero Roth contestó de paso una segunda pregunta sobre sus películas británicas favoritas. “Películas británicas. Ok, diría que cualquier cosa realizada por Ken Loach, que es uno de mis héroes”, dice Roth, que fue jurado cuando El viento que Acaricia el Prado ganó la Palma de Oro. “Oh no, Ken se vendió, puso a un chico lindo –Cillian Murphy– de protagonista. Pero luego me voló la cabeza”.Otra película que Tim Roth menciona es El fotógrafo del Pánico de Michael Powell. Pero no menciona ninguna otra luego de reflexionar por unos momentos. “Es complicado elegir”. Luego, ante la película obligada sobre el panorama político internacional, aprovecha para resaltar el papel de la juventud: “La única solución es que la juventud resista. La historia está del lado de los Trump del mundo, pero debería estar del lado de los jóvenes. Mis hijos, y ustedes”. Frémaux se ataja temeroso para la siguiente pregunta “Is it about cine?” (¿Es sobre cine?).(Nicolás Aboaf)Luego de una breve tangente sobre como acomodar horarios en televisión para tener la mayor cantidad de tiempo libre, Tim Roth aprovecha para contestar con que director le gustaría trabajar. “Con todos. Me gustaría trabajar con Spike Lee, especialmente ahora. O para contestar una respuesta genérica, diría que con cualquiera que no haya trabajado hasta ahora”. Alguien levanta la mano. “¿Ven? Es como estar en una agencia de empleo”. La charla vuelve al comienzo cuando para cerrar le pregunta por su papel favorito. “Creo que el primero. No sabía nada en ese momento, no tenía idea. No sabía ni siquiera donde iban las luces. Y tuve la mejor experiencia. Fue el momento más excitante de mi vida. Ahí lo tienen”.Frémaux cierra luego el Q&A; pidiendo un comentario sobre el Sr. Naranja, el papel de Tim Roth en Perros de La Calle. Roth y Frémaux preguntan si alguien no vio la película y nadie levanta la mano. “Que divertido”, dice Roth. “Hace años que no la veo. Hace poco hicimos algo por los 25 años de la película. Estaba sentado con mi hijo y Quentin me toca el hombro para ir a tomar algo. Así que todavía no la vi. Al menos en años. Espero que la disfruten. Cuando recibí el guión, tenía una nota de mi agente que decía ‘Mira al Sr. Rosa y al Sr. Rubio’. Pero me enamoré del Sr. Naranja. Me gustó, siendo inglés, hacer de un actor americano. Y el fin tiene otra capa más que también disfrute hacer”.Por supuesto, se refiere a haber interpretado un papel de policía encubierto. Una actuación dentro de otra. Una ronda final de aplausos, Tim se despide y nos deja con la película. Fundido a negro y comienzan la ya clásica escena con los criminales discutiendo Like a Virgin de Madonna y su devoción por una radio en la que suenan hits de culto de los años ’70. Una película inagotable que merece una nota aparte. Tim Roth ya se retiró de la sala del Gaumont y ya no llena la pantalla gigante con su carismática presencia, pero queda todavía 1h 40′ de película. Del entrañable señor que contestaba preguntas del público con entusiasmo, pasamos a la intro en cámara lenta de Perros de la Calle con Little Gren Bag de fondo. El final más cool posible para una velada notable.SIGA LEYENDOThierry Frémaux: “El Festival de Cannes es como el Premio Nobel del cine”Irvine Welsh: “Siempre es horrible volver a un libro propio, porque lo único que uno ve son los defectos que no puede corregir” 

#lasnoticiasdesalta #notidesalta #elportaldesalta

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Tim Roth: "Las películas que haces por amor generalmente no pagan bien"

A %d blogueros les gusta esto: