Viernes sin colectivos y las medidas podrían agravarse - El Portal de Salta

Viernes sin colectivos y las medidas podrían agravarse

Los usuarios del transporte público de pasajeros no podrán viajar en colectivos de corta y media distancia hoy en toda la provincia, al igual que en el resto del país, con excepción de la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma. Ayer fracasó un último intento de acuerdo con las empresas del sector y la Unión Tranviarios Automotor (UTA) ratificó el paro de colectivos de 24 horas en el interior del país, en reclamo de una mejora salarial del 20% y un bono de 16 mil pesos para los choferes."Ratificamos la medida de fuerza ya que fracasaron las negociaciones en el Ministerio de Trabajo de la Nación", confirmó ayer a El Tribuno el titular de la delegación Salta de la UTA, Miguel Barrera, y agregó: "Los trabajadores habíamos otorgado una conciliación voluntaria que habían pedido las empresas, pero no ofrecieron nada así que se ratifica la medida"."Ante el fracaso de las negociaciones por la falta de diálogo que sostienen tanto los representantes de las empresas de transporte de colectivos como las autoridades, la UTA ratifica el paro total de actividades por 24 horas, que operará desde las 0.00 de este viernes 12 de julio de 2019", informó mientras tanto el gremio en un comunicado difundido ayer.Por su parte, el titular del sindicato a nivel nacional, Roberto Fernández, sostuvo en declaraciones radiales que este jueves al mediodía (por ayer) se terminó la conciliación voluntaria, por lo cual "va a haber medidas de fuerza en todas las empresas de corta distancia que estén en la Fatap", la cámara empresarial del sector.La UTA pretende para los choferes de los sistemas urbanos del interior del país un aumento similar al que se obtuvo para los que trabajan en Capital Federal y el Gran Buenos Aires. El acuerdo es por el trimestre junio, julio y agosto y consiste en una suba del 20% al conformado desde junio, y 16 mil pesos en tres cuotas: ocho mil pesos a cobrar el 20 de julio, cuatro mil pesos el 4 de agosto y los últimos cuatro mil pesos el 4 de septiembre.En esta oportunidad, la medida adoptada por los choferes de colectivos tendrá un impacto atenuado, ya que el paro y la movilización tienen lugar en plena época de vacaciones escolares, aunque los contratiempos para los usuarios del transporte público de pasajeros que utilizan el sistema para ir a trabajar o realizar trámites también serán importantes.Plazos vencidosBarrera señaló a este diario: "El miércoles pasado vencieron los plazos de las conciliaciones obligatorias y se habían solicitado cinco días más; los trabajadores cumplimos con respetar los plazos legales e incluso mostramos voluntad al otorgar los otros cinco días, pero no hubo esfuerzos por parte de los empresarios ni autoridades de la Provincia".El dirigente cuestionó: "Si el Ministerio de Trabajo la Nación ordenaba a las empresas hacer frente al pedido que hacemos los trabajadores, la Provincia podría haber dispuesto de los fondos necesarios para cubrir la diferencia de los salarios que hoy el empresario no está en condiciones de abonar y luego reclamar en Nación. Pero no hay voluntad así que hay paro".Advirtió además que de continuar esta situación "la semana próxima se va a endurecer la medida, con más horas de paro"."Tras la medida de fuerza de este viernes (por hoy), todos los secretarios generales del interior del país serán citados a la sede central de UTA en Buenos Aires para evaluar las medidas de fuerza para tomar de acá en más", anticipó.Por su parte, el gremio a nivel nacional expresó: "Se anticipa además que en caso de producirse una nueva interrupción de las negociaciones, si es que los empresarios y las autoridades persisten con su actitud y nuevamente frustran el diálogo previsto para el encuentro del próximo miércoles 17, se adoptarán medidas de fuerza mucho más graves”.En este sentido, Fernández explicó que con la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap) no hubo acuerdo porque las empresas dicen que no tienen el dinero suficiente para financiar la paritaria. “No acordamos el aumento salarial debido a que, como el Gobierno les ha sacado los subsidios a las empresas y los gobernadores no tienen para cubrir ese faltante, las empresas dicen que no tienen el dinero suficiente para hacerse cargo del nuevo acuerdo paritario”, precisó el líder de la UTA.En tanto, el sindicato agregó: “Hacemos responsables de la situación que atraviesan tanto los trabajadores de la actividad como los usuarios de los servicios no solamente al sector empresario, que se ha negado sistemáticamente a discutir, sino también a las autoridades nacionales y provinciales que ignoran y no se hacen eco del planteo sindical”. Sin acuerdoBarrera informó que el pedido del gremio estaba orientado a lograr “un incremento salarial del 20% hasta el 31 de agosto, más un bono de 16.000 pesos”. “El sector empresario ya había otorgado un anticipo del bono, de 2.500 pesos, a cuenta de las paritarias, pero eso quedó trunco cuando no avanzaron las negociaciones en las audiencias que se realizaron”, sostuvo.El titular de la filial local de la UTA lamentó que “el incremento debía pagarse a partir del 1 de junio, más la recomposición salarial, que viene a ser el bono, que comprendía los meses de abril a mayo”.“Las empresas en la primera audiencia respetaron nuestro pedido y otorgaron el aumento a cuenta, pero los empresarios de las provincias aducen que no reciben subsidios más que para el combustible y no pueden pagar los aumentos, salvo en la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma, donde Nación no recortó los subsidios”, cuestionó Barrera. Mañana complicadaLos trabajadores de la UTA prevén concentrarse en la sede local del gremio, ubicada en calle San Luis 555 a las 10.30. Marcharán por Buenos Aires hasta San Martín, y desde San Martín se dirigirán hacia Pellegrini, para luego continuar por esta arteria hasta llega a avenida Belgrano, por donde continuarán la movilización hasta calle Deán Funes – Córdoba, desde allí hasta San Martín, por donde la columna de trabajadores marchará hasta llegar a Alberdi y, finalmente, desde Alberdi a San Luis de regreso a la sede del gremio.Los representantes de UTA estiman que la llegada a la sede se producirá cerca de las 13, momento en el que brindarán una conferencia de prensa en la que expondrán la situación de las más de 2.300 familias que dependen de los choferes de colectivos de corta y media distancia en la provincia.“Desde hace muchos meses vemos con preocupación cómo el salario de los trabajadores del transporte va perdiendo cada vez más poder adquisitivo, por lo que salimos a pedir lo que nos parece justo, que es un 20% al 31 de agosto, de acuerdo a la inflación”, manifestó Barrera. Y agregó: “Hay una preocupación generalizada entre los colectiveros porque el salario ya no alcanza, y dentro de poco no podremos mandar a nuestros hijos al colegio, no nos queda otro camino más que ser solidarios entre nosotros y salir a la calle para reclamar este incremento”.“El presidente (Mauricio) Macri sacó el subsidio a las empresas que hoy por hoy no encuentran los fondos suficientes para afrontar los salarios de sus trabajadores, también es entendible su situación, pero al Presidente lo único que parece interesarle hoy por hoy es que los colectivos no se paren en el Obelisco, porque a los de Buenos Aires es a los únicos trabajadores que les prestó atención. En Buenos Aires y Ciudad Autónoma las empresas mantienen los subsidios de Nación y pueden pagar los aumentos que reclaman los trabajadores”, denunció. 

#NoticiasdeSalta #elportaldesalta

Fuente: SALTA | http://www.eltribuno.info
Viernes sin colectivos y las medidas podrían agravarse

A %d blogueros les gusta esto: